•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una fiera herida es más peligrosa, y eso quedó en evidencia el domingo, cuando los Leones de la Alcaldía de Managua lograron nivelar la final del II Torneo Nacional de Baloncesto masculino Carlos Ulloa In Memóriam 2016.

Ahora en Jinotega será el desenlace de la gloria o de lo fatal para el conjunto de los Leones y  Jinotega, cuando se enfrenten el próximo 23 de abril en el tercer y decisivo duelo de la final del II Torneo Nacional de Baloncesto masculino Carlos Ulloa In Memóriam 2016.

El fin de semana, ambos clubes comenzaron la batalla por el trono del torneo, el cual están defendiendo los felinos. En el primer choque de local, Jinotega, en un emocionante duelo de ida y vuelta, se logró imponer con pizarra de 85-79. Sin embargo, el domingo, en el segundo de la serie, en otro vibrante desafío, los Leones lograron emparejar la final 1-1, al doblegar 91-81 a los jinoteganos con un lleno a reventar en la cancha del parque Luis Alfonso Velásquez Flores, que fue tomada por la barra del quinteto de Las Brumas.

Agresivos

Los actuales campeones, en la primera mitad del juego estaban devorando a su presa, Jinotega, sin embargo, el club norteño tomó aire a partir del tercer cuarto y logró meter presión e incluso obligar a la defensiva del equipo “Rey de la Selva” a replegarse para proteger una ventaja de 12 unidades, aunque al final no pudo darle alcance en el marcador a su victimario.

“Gracias a Dios ganamos el partido. Trabajamos fuerte para este resultado, forzamos el tercer y decisivo encuentro en Jinotega. Nuestro rival es un equipo fuerte y lo demostraron en su cancha”, afirmó Luis Quintero, jugador de los Leones, quien aportó su granito de arena con siete puntos. En la victoria felina sobresale el ataque de Denzel Moody, con 28 puntos.

Ángel Mallona, director técnico del conjunto capitalino, expresó que una de las ventajas en el juego fue la rotación de sus jugadores en momentos apremiantes. Pero más allá de  la experiencia de jugadores como Mario Ponce, Manuel McKenzie y Róger Muñoz, hay que agregar la versatilidad de Harold Barberena y Eduardo Amaya, que fueron los elementos clave para alcanzar la victoria.

Para el tercer juego, los jugadores de Jinotega, como los hermanos Cacho, Dalton y Dayton, Norman López y Mario Blandón, apostarán a que ser locales, les ayudará mucho.

“Nosotros jugamos en cancha cerrada y nos coordinamos mejor, no es excusa, pero nos sentimos más cómodos. Nos prepararemos bien para el último juego y ganar el título en casa”, apuntó Blandón.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus