•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con un doblete de Thomas Müller (30 y 71, de penal), el Bayern Múnich venció este martes en el Allianz Arena al Werder Bremen y se clasificó para la final de la Copa de Alemania. Club con más triunfos en esta competición (17), el líder de la Bundesliga jugará por el título con el vencedor de la eliminatoria entre el Hertha Berlín y el Borussia Dortmund, que se disputa hoy en el estadio Olímpico de la capital alemana. Candidato al triplete (Liga-Copa-Champions) que logró en 2013, cuando era dirigido por Jupp Heynckes, el Bayern Múnich de Guardiola es líder destacado de la Bundesliga, está a un partido de ganar la Copa y disputará las semifinales de la Liga de Campeones frente al Atlético de Madrid. Ayer en el Allianz Arena completó un ejercicio de efectividad. Fue mejor que el Werder Bremen, que se limitó a mantenerse ordenado y buscar algún contraataque, y dominó el juego, aprovechando una vez más la eficacia de Müller.

En los primeros 20 minutos el equipo visitante había salido sin complejos, pero la presión de los bávaros fue cada vez más fuerte y les hizo perder la posesión.

"Lo más importante es que lo logramos, pero hicimos demasiados errores y no fue un buen partido nuestro. Hemos jugado mejor, pero es un gran sentimiento estar en la final", confesó Müller.

Vidal forzó un penal 

A la media hora de partido, el español Xabi Alonso sacó un córner y el delantero de la selección alemana ganó la posición a Clemens Fritz para conectar un cabezazo picado directo a las mallas. En el 71, Müller sentenció desde el punto de penal. El árbitro señaló una entrada al chileno Arturo Vidal, que se disponía a disparar después de un pase al hueco del polaco Robert Lewandowski en un contraataque. Antes de que el delantero hiciera el segundo, el Werder Bremen dispuso de un puñado de jugadas a la hora de juego para hacer el empate. En el 62 el austriaco David Alaba marcó en propia puerta, pero el árbitro lo anuló por una falta del austriaco Zlatko Junuzovic.

  • 2 goles marcó ayer el delantero Thomas Müller.

Luego llegó el penal de Vidal y las esperanzas del Werder Bremen se esfumaron.

"No fue nuestro mejor partido de la temporada, pero estamos clasificados para Berlín y es lo que cuenta", coincidió con Múller el francés Franck Ribery acerca de un equipo que ha ganado la competición en siete ocasiones en las últimas 13 ediciones. La final de la Copa de Alemania se disputará el 21 de mayo en el estadio Olímpico de Berlín.

  • 78 puntos acumula al Bayern en la liga de Alemania.

Sin duda, el conjunto alemán partirá como favorito para alzarse con el trofeo. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus