•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

McWilliams Arroyo arribó a Los Ángeles con un semblante serio y un tono de voz de pocos amigos. Al boricua, los periodistas nicas que cubren el combate le dispararon una ráfaga de preguntas, recibiendo respuestas, en su mayoría, escuetas, sin mucha profundidad, el muchacho de 30 años no estaba tan cómodo. 

“Estamos esperando que llegue el día de la pelea. Es una oportunidad deseaba de toda la vida. El 23, el mejor saldrá con la victoria. Sé que Román es un gran campeón, al final los fanáticos se van a gozar de la pelea, va a ser un gran combate. Tengo el sueño de coronarme, me motiva enfrentar al mejor. No puedo decir que voy a noquearlo, ni que lo hará conmigo”, dijo Arroyo a su llegada al hotel.

  • 112.6 libras marcó Román González ayer en su penúltimo entrenamiento en Los Ángeles, California.

De la preparación de Arroyo se sabe muy poco. El boricua no mencionó la cantidad de rounds que guanteó con sus sparrings, lo que se conoció hace un mes es que el nica Julio Buitrago guanteó con él 6 asaltos y el veredicto del nuestro es que le entran golpes como un saco humano, decretando un triunfo por nocaut antes del quinto asalto.

Entrenamiento público

Como parte de las actividades promocionales de la pelea, para hoy está programado un entrenamiento público en el que estarán los medios de comunicación. Este jueves se realizará la conferencia general con los protagonistas de la velada del sábado en el Fórum de Inglewood, en Los Ángeles, California, para luego culminar con la ceremonia de pesaje el viernes.

Por otra parte, el nica luego de su penúltimo entrenamiento antes del combate, marcó 112.6 libras. El peso está totalmente controlado, se espera que hoy detenga el péndulo en 112 y que mañana jueves solamente se dedique a descansar y esté listo para enfrentar a la báscula.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus