•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La ofensiva de los Dantos mostró ante el Chinandega la furia que tanto se ha hablado que cargan en sus maderos. Bastó una entrada para acabar con las ilusiones de victoria de los chinandeganos, quienes sucumbieron 13-4 ante el poder de los capitalinos en el primer juego de la serie entre ambos. 

Los abridores Gustavo Martínez, por los Dantos, y Norman Morales, por el Chinandega, lanzaron el primer episodio sin permitir carreras. Sin embargo, Morales no pudo mantenerse sólido en el montículo y en el segundo episodio se derribó. El primero en golpearlo fue Ronald Garth, quien conectó un largo cuadrangular para la primera anotación capitalina. Ese fue tan solo el inicio de la pesadilla.

En ese episodio bateó toda la batería de los Dantos, agujereando a la defensa y al picheo de los occidentales. El puntillazo final de esa entrada sangrienta para el Chinandega lo puso el mismo hombre que inició el ataque, Ronald Garth, quien volvió a volarse la cerca en el mismo episodio, con la única diferencia de que esta vez las bases estaban llena, empujando las últimas cuatro carreras de las 8 que anotaron en ese episodio. 

En la parte alta del tercer episodio los Dantos hicieron 4 más, poniendo el marcador 12-0. En ese momento se pensó hasta en la posibilidad de un súper nocaut. Sin embargo, en el cierre del mismo inning los chinandeganos hicieron sus primeras  4 anotaciones. Los capitalinos marcaron una carrera más, estableciendo el marcador definitivo de 13-4. Se escapó el Chinandega del nocaut, pero no del fracaso. Golpearon primero los de la capital, lanzando una seria advertencia de lo que puede suceder a lo largo de la serie. 

Tras el juego de ayer, que lo ganó el experimentado abridor Gustavo Martínez, los Dantos mejoraron su balance a 17 victorias y 6 derrotas, mientras que el Chinandega desmejoró a 13 triunfos y 11 reveses. La serie entre ambos equipos se reanudará el próximo viernes en el estadio Jackie Robinson a las 1:00 pm.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus