•   Los Ángeles, California  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La sonrisa regresó al rostro de Román “Chocolatito” González la tarde de ayer en su habitación del Hotel Sheraton, en Los Ángeles, California.

Y no es para menos. Un par de horas antes, Román había cumplido su cita con la báscula, para su compromiso de hoy contra el puertorriqueño McWilliams Arroyo, ante quien expondrá su título mosca avalado por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), esta noche en el mítico Forum de Inglewood.

Román accedió a atendernos en su habitación, mientras descansaba y probaba ligeramente una pizza. Poco antes había consumido los respectivos rehidratantes, pero aún su estómago estaba en un proceso de readaptación, ya que en los días anteriores apenas consumió alimentos.

Te interesa: “Chocolatito” y Arroyo, ¿será una pelea reñida?

“Esto es al suave, tengo que ir paso a paso para que se me abra el estómago”, dijo Román, reclinado en el respaldo de su cama. “Estoy muy contento con mi equipo de trabajo, por lo que hicimos en Nicaragua, Costa Rica y acá en Los Ángeles. Todo salió muy bien y ahora solo resta resolver la pelea el día de mañana (hoy)”, añadió.

¿Te presiona esto del peso?

En ningún momento. Desde el martes andábamos en el peso. Descansamos mucho y el jueves comí algo de pescado y sandía.

¿Pero se te notaba algo preocupado?

No, para nada, ni que fuera la primera vez… Tampoco voy a andar con risas. Obvio que cuando uno está bajando de peso, no va a andar alegre.

¿Qué podemos esperar de vos en esta pelea con Arroyo?

Vengo mejor entrenado que la pelea contra Brian Viloria. Hemos visto que McWilliams tiene un volado y un cruzado bueno. Aparte de eso, combina bien sus manos, pero veremos qué pasa cuando suene la campana. Depende de lo que traiga, vamos a hacerle caso a la esquina lo que nos diga para hacer el trabajo como se debe.

¿Vos vas a imponer tu ritmo de pelea?

Eso es lo que queremos hacer, mandar esa noche, siempre y cuando con mucho cuidado. Arroyo no se va a correr en la pelea, viene a fajarse y eso para mí es lo mejor.

¿Tenés un plan B para la pelea, en caso de que Arroyo pelee diferente?

“El único plan B es tirar golpes para ganar la pelea. Para eso estoy preparado”.

En el pesaje de este viernes, el “Chocolatito” detuvo el péndulo en 111.4 libras, mientras que Arroyo marcó 111.6. De alguna manera, sorprendió que Román estuviera poco más de media libra por debajo de la división mosca. Pero lo tomó como algo normal y prometió subir hoy al ring en 122 libras, diez arriba de la división, para no llegar con exceso de tonelaje. Esa fórmula le ha permitido mantenerse un invicto de 44-0, con 38 nocauts, y por esa razón no planea hacer cambios.

“Todo cuesta, pero vale la pena el esfuerzo que hacemos. Quiero seguir demostrando la calidad que tengo, el buen campamento que hicimos para esta pelea y vamos para adelante gracias a mi equipo de trabajo, a mi familia, al pueblo de Nicaragua y en especial a Dios, a quien le dedico todas mis peleas”, refirió.

Román realizará esta noche ante Arroyo la cuarta defensa de su corona mosca que avala el CMB. Será la pelea semiestelar de esta cartelera de HBO, que en el pleito principal el kazajo Gennady Golovkin defenderá su condición de campeón mediano de varios organismos.

A menos que ocurra algo sorprendente, el “Chocolatito” debe terminar con el puño en alto, al igual que Golovkin. Pero la pelea semiestelar podría robarse la noche debido a que ambos estilos se acoplan para que suceda eso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus