•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Decía Gabo que la vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir. De eso están conscientes el Barsa, el Real y el Atlético, sobrevivientes en las dos últimas jornadas, apretados en un nudo en la cima de la montaña, próximos a la desesperación batallando por no flaquear, y con solo tres fechas pendientes, durante las cuales, parpadear puede equivaler a morir instantáneamente. Con la obligación de ganar, los tres equipos lo hicieron ayer de diferentes formas, manteniéndose colgados de un suspenso que no se desinfla, que sigue hinchado.Gareth Bale sacó del fango al Real Madrid con dos goles ante el Rayo Vallecano.

El abrazo en puntos entre el Barsa y el Atlético, coexistiendo en el liderato, y la presión que ejerce el Real Madrid solo un punto atrás, no registró la menor variante, por el impulso que le proporcionó al equipo de la realeza el accionar enérgico, decidido y mostrando su destreza, del galés Gareth Bale, para hacer posible una remontada borrando ese 0-2 angustioso que fue construido por los goles de Embarba y de Miku en el primer cuarto de hora, ante la incredulidad de Zidane, quien no contaba con Cristiano Ronaldo, enviado a un necesario reposo para recargar su maquinaria muscular.

 

SIN CRISTIANO Y SIN MODRIC

Con el duelo de Champions frente al City en la vuelta de la esquina, el técnico no alineó a Modric, el cerebro del engranaje y dueño de una vitalidad exuberante, aunque lo llamó en el minuto 67 con la pizarra 2-2, antes del gol salva-esperanzas de Bale en el minuto 80  asegurando la victoria. Los goles de Embarba y de Miku con remates en el área pequeña, acribillando a Keylor, metieron al Real en el pozo de las serpientes, pero con tiempo suficiente para hacer valer su superioridad sobre un equipo al que aplastó 10-2 en el Bernabéu en la primera vuelta.

Se necesitaba un gol antes del descanso y se consiguió con ese estupendo cabezazo de Gareth Bale cambiando de rumbo la pelota llegada desde la esquina de corner por la izquierda. El esférico hizo un clavado junto al poste derecho de Juan Carlos. Con la pizarra 2-1 pero aún sin Modric, el Madrid sin poderse clarificar, aumentó su presión. En el minuto 51, Danilo envió con milimétrica precisión un centro desde la derecha que Lucas Vásquez golpeó con su cabeza hacia el ángulo superior izquierdo estableciendo el 2-2. Pero el Madrid necesitaba los tres puntos, no uno, y en el minuto 80, una pelota retrasada de Embarba va directamente hacia Bale, quien con los zagueros del Rayo adelantados y con aberturas, se proyecta velozmente por la izquierda, y dentro del área, aplica un zurdazo sobre la marcha para sacar de las dificultades al Real, sellando el 3-2.

APARECE CORREA Y SUÁREZ MARCA CUATRO

El Málaga con la presencia del arquero azteca Ochoa, mantuvo atornillado 0-0 al Atlético de Simeone durante 60 minutos, pero en el 61, Felipe Luis desplazándose por la izquierda entregó al recién ingresado argentino Ángel Correa, quien después de desequilibrar a un marcador, consiguió espacio y buen perfil para disparar con derecha y meter la pelota rasante junto al poste izquierdo del arquero. El bravo Atlético, de tan firme defensa, no necesitaba más. Volvió a su trabajo de apretar tuercas y sostuvo la ventaja que le permite permanecer igual en puntos que el Barsa, aunque atrás en diferencia de goles.

Quedaba pendiente ver lo que haría el equipo azulgrana frente al Gijon, y pese al gol de cabeza de Messi, empujando un rebote desde el arco hecho por Pichu, facilitando temprano el 1-0, la defensa de Luis Enrique se vio inmersa en problemas, teniendo necesidad de devolver dos pelotas casi sobre la raya, una de ellas discutible que pareció mano de Piqué. Hasta en el minuto 62, Suárez estiró la diferencia 2-0, y entre el 73 y el 72, el uruguayo marcó dos penales, antes de cerrar después de un tercer penal ejecutado por Neymar, con su cuarto gol del juego, un remate de derecha recibiendo de Messi, fijando el 6-0 en la pizarra. Así que el Barsa volvió a responder a las exigencias contra reloj.

Llegando a 34 goles, Suárez saca tres de ventaja a Cristiano con solo tres juegos pendientes. Es obvio que seremos testigos de un cierre electrizante entre dos fieras. La voracidad de Cristiano, es incomparable, pero deberá venir desde atrás para recuperar el liderato.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus