•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Luego de salir del pantano de las dificultades en el octavo episodio, Erasmo Ramírez respiraba tranquilo en el noveno contra los Yanquis de Nueva York. Había sacado los primeros dos outs, sin complicaciones, con el juego 2-2 en el cajón de bateo estaba Brett Gardner, un artillero de esos que no son considerados intimidantes por su poder; sin embargo, el muchacho bajito de estatura con el conteo en 3-1, le cazó una recta al nica, depositándola en las graderías del jardín izquierdo.

El misil del bateador Yanqui dejó tendido a los Rays de Tampa Bay con marcador de 3-2 y golpeó a Erasmo, quien perdió su invicto este año tras sumar cuatro triunfos en un mes de abril sublime, en el que había cosechado tres triunfos como relevista y uno en labor de abridor. Pero ayer se le acabó la magia al nica, siendo descifrado en el momento más tranquilo, ese en el que parecía que todo estaba controlado.

Erasmo estaba programado para abrir el juego de este sábado y enfrentarse a Masahiro Tanaka, pero después de lanzar el jueves, Kevin Cash, optó por llamar a un pistolero de Triple A. Eso no evitó que el nica volviera a aparecer en escena. Otra vez entró en una situación apretada, con el juego 2-2 y las bases llenas, sustituyendo a Xavier Cedeno. El nica enfrentó a Carlos Beltrán, dominándolo en rola por la tercera base que apagó el fuego, extinguiendo el peligro.

En el octavo, cuando ya había sacado dos outs (ponche a Mark Texeira y elevado al bosque derecho de Alex Rodríguez), Erasmo se metió en problemas, cediendo hits consecutivos de Brian McCann y Starlin Castro, afortunadamente finalizó el episodio liquidando a Chase Headley por roletazo a primera, que el mismo nica asistió para realizar el tercer out.

El derrumbe

Fue en el noveno cuando todo se le vino al piso a Ramírez. Didi Gregorius y Jacoby Ellsbury fueron dominados por el rivense en roletazos dentro del cuadro. Siguió Gardner que, con el conteo 3-1, le pescó una recta de dos costuras a Erasmo. Desde que salió la pelota volando, se sabía que el partido había terminado.

Ramírez en total lanzó 2 innings, permitió tres imparables y una carrera limpia. Su balance ahora queda con 4-1 en 7 apariciones. A pesar de sucumbir, no fue una mala actuación; su efectividad quedó en 1.69, producto de tres carreras en 16 entradas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus