•  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Cómo frenar el ímpetu, control, seguridad y dominio de Erasmo Ramírez? Solo el mismo pistolero rivense lo sabe, simplemente está luciendo soberbio en la colina, manejando su repertorio con maestría y maniatando bateadores.

Anoche volvió a mostrarse inmenso como el Everest, tirando dos episodios sin carreras contra los Orioles de Baltimore, consiguiendo su segundo hold (juego sostenido) del año en la victoria de los Rays de Tampa Bay con score de 3-1.

Por segundo día consecutivo, el nica entró en acción con su equipo en ventaja contra los Orioles. La noche del lunes, el pistolero rivense, dueño de un recta de dos y cuatro costuras mortífera, les tiró 1.1 innings sin recibir ningún rasguño y propinando 1 ponche. Anoche saltó a la colina en el séptimo episodio sin out y un hombre en circulación, heredado por el relevista dominicano Enny Romero, quien dejó el partido ganado 3-1.

Inmediatamente el nica empezó a mostrarse imponente. Con 5 lanzamientos, un slider y cuatro rectas consecutivas, dominó a Jonathan Schoop con rola para doble play. Siguió Caleb Joseph, quien al primer lanzamiento (slider) de Ramírez conectó un elevado al central, para convertirse en el tercer out de la entrada.

La sinfonía hipnotizadora de control del nica continuó en el octavo inning, aun permitiendo un parpadeo en el arranque del episodio. Joey Rickard le abrió al nica con imparable, fue un roletazo por el campo corto, que al final no pudo convertirse en out. Sin embargo, otra vez, Erasmo obligó a batear al segundo hombre para doble play, ahora fue Adam Jones, que con una rola por el campo corto, le dio respiro al serpentinero rivense. Manny Machado cerró la tanda siendo el tercer out.

En el noveno, ya el nica no apareció más y tocó el turno para que entrase el cerrador Alex Colome, quien se apuntó su quinto juego salvado del año. En total, Ramírez lanzó dos innings sin carreras, permitió un hit y dejó su efectividad en un elegante 1.40, producto de 3 carreras en 19.1 entradas. Erasmo acumula cuatro victorias y una derrota este año en Grandes Ligas, tres como relevista y una en labor de abridor.

Quién diría que el sureño se transformaría en un pistolero versátil de un año para otro. Hasta el momento es el mejor lanzador de los Rays, sus números lo avalan y se encamina a una temporada grandiosa. ¿Por qué no pensar en la posibilidad de ir a su primer Juego de Estrellas? Si sigue así, el sueño puede convertirse en realidad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus