•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Antes de que se pusiera en marcha la actual campaña de Grandes Ligas, las pretensiones alrededor del rivense Erasmo Ramírez eran verlo establecido en la rotación de los Rays de Tampa Bay, encaminándose a una temporada en la que superara su actuación del año pasado, en el que logró balance de 11-6 y efectividad de 3.75.

Sin embargo, tras verlo agigantado en este mes de abril, exhibiendo la utilidad de su brazo desde cualquier rol, consiguiendo cuatro victorias con solo una derrota y sosteniendo dos juegos, con un promedio de carreras limpias por inning de 1.40, como su piche, las pretensiones también han crecido, y la idea de verlo entre quienes vayan a integrar el equipo de la Liga Americana en el Juego de Estrella de este año, no suena fuera de lugar, sobre todo si logra mantener el ritmo dominante mostrado hasta ahora.

Haciendo un viaje en retrospectiva, los datos históricos muestran que solamente tres pinoleros han estado presentes en Juegos de Estrellas: Denis Martínez (1990, 1991, 1992, 1995), Vicente Padilla (2002) y Everth Cabrera (2013), siendo este último el único que no vio acción. ¿Cuáles fueron sus números previos al juego que reúne a los mejores de la primera parte de la temporada? Revisemos.

En 1990, la primera vez que Martínez fue convocado a un Juego de Estrellas, este se realizó el 10 de julio. Hasta esa fecha, el pinolero tenía balance de 6-7 y una efectividad de 2.84. En 1991, Denis volvió a ser convocado para el Juego de Estrellas que se realizó el 9 de julio. Los registros del nica antes de ese día eran de 10 victorias, 5 derrotas y 2.10 de efectividad.

Para 1992, convocado por tercer año consecutivo, en un alarde de sostenida calidad, Denis llegó al Juego de Estrellas con un balance de 9-8 y promedio de carreras limpias por episodio de 2.88. En 1995 el nica volvió a estar entre los mejores de mitad de temporada, en esa ocasión llegó con 8 triunfos y cero derrotas, con una efectividad de 2.37.

Padilla y Cabrera  

La pérdida del zurdo Tom Glavine, llevó al manager de la Liga Nacional, Bob Brenly, a escoger en su lugar a Vicente Padilla, lanzador de Filadelfia. El juego se realizó el 9 de julio. Hasta ese día el chinandegano presentaba un balance de 10-5 y 3.05 de efectividad. En su participación, Padilla lanzó los dos últimos episodios de un juego que se extendió hasta el inning 11 y finalizó empatado a 7 carreras. El pinolero no permitió carreras y tampoco imparables. Solamente otorgó una base por bolas.

Por su parte, el nandaimeño Everth Cabrera, convocado para el Juego de Estrellas del 16 de julio 2013, no fue utilizado por el manager de la Liga Nacional Bruce Bochy. A ese desafío, el entonces campocorto de los Padres de San Diego, llegó como líder de bases robadas (34) de la Liga Nacional, sobre los .291 puntos en promedio de bateo y próximo a los .1000 puntos en promedio de fildeo.

¿Es probable?

Claro que sí es probable que Erasmo, tan crecido y tan controlado como se ha mostrado, pueda estar en el Juego de Estrellas de este año que se realizará el martes 12 de julio en el Petco Park de los Padres de San Diego.

Es necesario, eso sí, que el rivense se mantenga lejos de la zona del descontrol, y que como lo ha hecho en este inicio de temporada, se mantenga arriba en el conteo contra los bateadores. Tras verlo convertirse en la figura más incidente del picheo de los Rays, en este mes de abril. Luciendo tan soberbio, dominante y enfocado, uno piensa que él debería ser el representante de Tampa Bay en el juego que reúne a las estrellas del Mejor Beisbol del Mundo. Es válido insistir, deberá mantener el dominio para impactar y convencer. Ah, también es válido creer que el muchacho se sostendrá en el nivel que ha alcanzado.

¿Se imaginan a Erasmo con diez o más victorias en la mitad de la temporada? Eso sería fantástico. ¿Es difícil? No para el Erasmo que estamos viendo, el mismo que en plan grande supera agresivamente su actuación del año pasado. No es difícil para un Erasmo que ha recuperado la confianza en sí mismo y que atraviesa el mejor momento de su carrera en el Mejor Beisbol del Mundo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus