•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Villarreal recibe en el encuentro de ida de la semifinal de la Liga Europa al histórico Liverpool, con el objetivo de dar su primer paso hacia el sueño de estrenarse como finalista en una competición europea.

El equipo castellonense comienza esta eliminatoria en casa con la idea de lograr un resultado que le permita disputar la vuelta con opciones de alcanzar su objetivo y reforzado por la solidez que le ofrece su fortaleza como local, pues en El Madrigal se ha impuesto de forma consecutiva al Nápoles, Bayer Leverkusen y Sparta de Praga.

En lo deportivo, el equipo llega al choque tras una racha adversa en la Liga con dos derrotas y un empate en los tres partidos más recientes, con lo que ha perdido la ventaja clasificatoria que antes de esos encuentros presagiaban que la cuarta posición en la Liga no se le iba a escapar.

Aunque en estos encuentros el Villarreal se ha desgastado mucho a nivel físico, los defensas Mateo Musacchio y Jaume Costa, tras un tiempo lesionados, regresan al equipo, en el que no estará por sus problemas musculares Leo Baptistao. El resto de la plantilla está en condiciones de jugar y el entrenador, Marcelino García Toral, ha descartado por decisión técnica a Adrián Marín, Daniele Bonera y Nahuel Leiva.

Respecto al posible once inicial, todo hace indicar que estará formado por el más habitual esta temporada cuando han estado todos sus componentes en condiciones. Por ello el portero titular será el francés Alphonse Areola, que ganaría la mano a Sergio Asenjo, con el que pugna por una plaza desde hace unas semanas.

En defensa estarán Mario Gaspar, Eric Bailly, Víctor Ruiz y Jaume Costa o Antonio Rukavina, y en el centro del campo Bruno Soriano y Trigueros como pivotes, acompañados por Denis Suárez y Jontahan dos Santos en las bandas, mientras que en ataque estarán Roberto Soldado y Cédric Bakambu, la pareja titular más habitual en la temporada.

Ingleses mermados

El Liverpool, después de su heroica clasificación para semifinales, llega a Villarreal mermado por las bajas y con la premisa de lograr un resultado positivo que le permita sellar el pase a la final en Anfield. Los ‘reds’ llegan a El Madrigal en su mejor momento de la temporada y con la moral por las nubes tras encadenar una racha de siete partidos invicto.

Entre medias, dos resultados que han dado confianza a los de Jürgen Klopp: la agónica victoria sobre el Borussia Dortmund en el partido de vuelta de cuartos de final (4-3), con tres tantos en 25 minutos, y la goleada en el derbi del río Mersey sobre el Everton (4-0). Sin embargo, pese a su buen momento de forma, el Liverpool disputará la ida de semifinales de la Europa League sin algunos de sus baluartes, como Divock Origi, Emre Can, Mamadou Sakho y Jordan Henderson.

Origi, que se había hecho con la titularidad durante las últimas semanas en la punta del ataque, cayó lesionado tras recibir una fuerte entrada del argentino Ramiro Funes Mori en el duelo ante el Everton, mientras que Henderson sigue de baja por su lesión de rodilla. El centrocampista alemán Emre Can acarrea molestias en el tobillo y tampoco estará.

El francés Sakho sigue apartado de la primera plantilla hasta que se solucione su caso después de haber dado positivo en un control antidopaje de la UEFA. Así, Klopp deberá decidir quién será el acompañante de Dejan Lovren en el centro de la zaga ‘red’: o el marfileño Kolo Touré o el eslovaco Martin Skrtel. El técnico se ha decantado por el africano en los últimos partidos y todo apunta que será titular en El Madrigal.

Una buena noticia para los visitantes es el posible regreso del delantero belga Christian Benteke, que ha viajado a España con el resto de la plantilla después de haber estado un mes de baja por un problema de rodilla.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus