•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Leicester deberá esperar unas horas más para certificar el título de la Premier League, del que se encuentra un paso más cerca tras empatar 1-1 con el Manchester United en Old Trafford, ayer en la 36ª fecha del campeonato inglés.

Un triunfo habría significado matemáticamente la conquista de su primer campeonato de liga. Sin embargo, el club revelación del futbol inglés podría aún proclamarse campeón en esta fecha. Para ello el Tottenham (9º) no debe ganar su partido de hoy en el derbi londinense ante el Chelsea (10º).

Por tanto, podría no ser necesario esperar al siguiente duelo en el King Power Stadium ante el Everton para certificar una de las mayores gestas de la historia del futbol inglés.

En todo caso, el líder de la Premier sigue estando a una victoria o a dos empates en los dos partidos que restan para lograr la epopeya sin tener que depender de lo que haga el Tottenham.

El delantero francés Anthony Martial abrió el marcador para el Manchester United (8), pero el capitán de los ‘Foxes’ Wes Morgan estableció la igualada nueve minutos después con un remate de cabeza.

El equipo dirigido por el italiano Claudio Ranieri disputó los últimos minutos con un hombre menos por la expulsión de Danny Drinkwater.

El conjunto local sumó un punto que no le sirve de mucho en su objetivo de alcanzar el cuarto puesto y con él un billete para la previa de la Liga de Campeones, pero al menos evitó que Old Trafford tuviera que presenciar la celebración de su rival.

Alternativas 

Ambos equipos mostraron sin reservas su voluntad de lograr los tres puntos. El Manchester United dominó en el primer tramo y en el último de partido, mientras que el Leicester controló el resto del encuentro.

Sorprendidos por la intensidad de los hombres del holandés Louis Van Gaal, y quizá con la tensión en las piernas de quien se está jugando pasar a la historia, el gol del francés Martial, su noveno tanto esta temporada, confirmó la superioridad mancuniana en los primeros minutos.

“Creo que jugamos uno de los mejores partidos de la temporada, pero no fue suficiente”, se lamentó Van Gaal, estimando que el Leicester “merece ser campeón”.

Pero un remate de cabeza de Wes Morgan tras ganarle la partida al argentino Marcos Rojo, sirvió para llevar la igualdad al marcador. Ya más asentados, los ‘Foxes’ solicitaron un penal sobre el argelino Riyad Mahrez (39), que no ofreció su mejor nivel en ausencia del sancionado Jamie Vardy.

“La actuación fue buena tras los 15 primeros minutos en los que tuvimos algo de miedo. El United comenzó muy bien y fue muy difícil para nosotros. Tras el gol mejoramos nuestro juego, y creo que el empate es merecido”, resumió Ranieri, quien confirmó que no podrá ver el partido del Tottenham.

“Me encantaría ver el partido del Tottenham, pero estaré en el avión de vuelta de Italia, así que no podré conocer el resultado antes de aterrizar”, explicó.

El empate significa el décimo partido consecutivo sin perder de un equipo que está más cerca de lograr su primer título en 132 años de historia.

En el otro partido disputado ayer en la Premier League, el Swansea (13º) certificó su permanencia en la élite tras imponerse por 3-1 a un Liverpool (7º) más centrado en el compromiso ante el Villarreal en la vuelta de la semifinal de la Europa League.

El ghanés Andre Ayew, con un doblete, y Jack Cork fueron los autores de los goles locales, mientras que el internacional belga Christian Benteke recortó distancias en la segunda mitad cuando el marcador reflejaba un 2-0.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus