•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La presión está estrangulando a Pep Guardiola en las puertas del Allianz Arena en Múnich. Se trata de irse del Bayern con la cabeza en alto peleando la final de la Champions, o salir “decapitado” sin algo realmente extraordinario, porque ganar la Liga de Alemania un año tras otro durante su contrato, era obvio. Es cierto que el equipo recibido por Guardiola era mejor confeccionado y con más profundidad que este, con algunas de sus estrellas perdiendo ritmo o lesionados, casos Ribery y Robben, pero su superioridad y favoritismo en el concierto casero fueron siempre indiscutidos. El reto, lo colosal, estaba en la Champions, y se le está escapando después de la derrota por 1-0 frente al Atlético en el Calderón, víctima del gol de Saúl.

¿Se alargará la mala racha?-Diego Simeone-

Eliminado en el 2014 por el Real Madrid en semifinales y en el 2015 por el Barcelona en la misma fase, equipos que lograron coronarse, el Bayern intentará evitar que el Atlético de Madrid, equipo de mayúscula bravura, ferozmente mordedor, con una defensa capaz de resistir embestidas de tanques y un arquero, el esloveno Jan Oblak, casi invulnerable, logre empatar o pierda por un gol marcando, lo que condenaría al equipo de Guardiola a un tercer descarte consecutivo. 

Te interesa: Cinco datos y curiosidades del Bayern-Atlético de Madrid

La voracidad ofensiva de este Bayern, que con casi todos sus titulares en el banco empató el sábado con el Borussia Monchengladbach 1-1, se estrelló contra la funcionalidad aprieta tuercas de los zagueros que tiene el general Simeone en el duelo de ida, siendo derrotado 1-0. Así que, ir a fondo y mantenerse encima permanentemente, pretensión al descubierto, obliga a Pep a tomar riesgos, frente a un equipo que con Torres, Griezmann, Saúl y Koke, puede ser fulminante saliendo de atrás con vértigo y poder físico, para atravesar un campo minado en busca de la cabaña defendida por Neuer. 

El regreso de Godín 

Se dice que el uruguayo Diego Godín está listo para ser reinstalado y jefear la defensa roja y blanca, lo cual representa una inyección de vitalidad, oficio y seguridad para el Atlético, en tanto hay dudas sobre la espalda de Ribery y el restablecimiento de alguien tan desequilibrante como lo es el holandés Arjen Robben. Vimos al Bayern en el primer duelo flaquear en sus ingresos al área, enfrentando dificultades para conseguir dominio de balón y posiciones de tiro. Eso podría ser más agobiante hoy, con la presión que pueden colocarle encima.

El Bayern ha estado en 10 semifinales europeas frente a rivales españoles ganando siete veces y fallando en tres. El Atlético va a su quinta semifinal y primera contra un equipo germano. “Todavía no estoy muerto”, dijo Guardiola al salir del Calderón el pasado miércoles derrotado 1-0, sin embargo, está golpeado y necesita tomar el riesgo de volcarse con furia, sin descuidar sus espaldas. Pueden apostar que hoy Müller será titular. Es uno de los que puede salvar la cabeza de Pep.

A pocas horas, pese al respeto que el Bayern ha construido, se tiene la impresión que el favoritismo ha cambiado de acera. Por culpa de este Atlético capaz de fabricar milagros.

También: Simeone no firma un empate: "Nuestra idea es ganar"

Equipos probables

Bayern Múnich: Neuer,  Lahm (cap), Boateng, Martínez, Alaba, Vidal, Costa, Thiago, Müller, Ribéry (o Götze)-Lewandowski. DT: Pep Guardiola. 

Atlético Madrid: Oblak, Juanfran, Giménez, Godín, Filipe Luis, Saúl, Gabi, Augusto Fernández, Koke, Griezmann, Fernando Torres. DT: Diego Simeone.

Árbitro: Cüneyt Çakir (TUR).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus