•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Cardenales de San Luis están recopilando datos para decidir si las alegaciones hechas en una demanda civil contra el lanzador dominicano Carlos Martínez pueden provocar una investigación bajo la nueva política de violencia doméstica de Grandes Ligas.

“Apenas estamos conociendo de este asunto. El agente de Carlos nos lo notificó hace algunas noches”, dijo este sábado el gerente de los Cardenales, John Mozeliak. “No vamos a estar en posición de actuar hasta que tengamos más información”. Martínez, de 24 años, fue excusado del equipo el viernes para que pudiese viajar al sur de la Florida para lidiar con la demanda sometida en su contra.

Martínez, que tiene marca de 4-0 y efectividad de 1.93, estuvo en el estadio el sábado, pero no en el camerino durante el periodo en el que la prensa tuvo acceso. La demanda no afectó la habilidad de Martínez de hacer su salida pautada para el domingo.

Según lo establecido

La liga y la asociación de jugadores acordaron una nueva política contra la violencia doméstica el año pasado. La política le permite al comisionado imponer castigos por “causa justa”, el mismo estándar utilizado bajo el actual convenio laboral. El posible castigo no está sujeto a una convicción criminal.

Hasta ahora, varios jugadores han sido investigados bajo la nueva política, incluyendo al cerrador de los Yanquis de Nueva York Aroldis Chapman, el torpedero de los Rockies de Colorado José Reyes y el jardinero de los Dodgers de Los Ángeles, Yasiel Puig.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus