•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En la vida hay un balance entre buenos y  malos momentos, es casi imposible estar siempre en un polo. A eso apuesta el jugador estadounidense, pero de raíces nicaragüenses, Alex Blandino, quien está volando bajo en su ofensiva con el equipo de Pensacola, categoría Doble A, de la organización de los Rojos de Cincinnati, y espera salir pronto del hueco. En cambio, el pinolero Cheslor Cuthbert está atravesando un buen momento en un nivel más exigente, como es la categoría Triple A con la escuadra de Omaha, de los Royals de Kansas City. 

Alex en sus últimos 10 desafíos apenas logra conectar siete hits, de ellos tres en un mismo encuentro. Lo que preocupa es su frecuencia ponchadora en ese lapso, con un total de 11, tragándose dos “chocolates”. Su promedio es de .155. 

Blandino, quien estuvo como invitado en el spring training, se ha mantenido custodiando el short stop, donde su cobertura y guante son garantía, pero su principal virtud sobre el terreno de juego, como es el bateo, está apagada.

Aunque la temporada es relativamente nueva, Blandino deberá realizar ajustes en su bateo para comenzar a despertar y provocar mayor respeto en el cajón de bateo. 

Se hace notar 

Por su parte, Cuthbert, el joven que deslumbró desde su debut con Kansas City, sigue haciendo un llamado a la dirigencia del equipo de Ligas Mayores con su bateo en Triple A con un promedio de .325.

Cheslor, quien el año pasado debutó de gran manera con Kansas y probó que está hecho para dar batazos y defender la tercera base de los actuales campeones mundiales, no deja de rugir en su campamento y cada día se vuelve en un elemento importante de la organización, un relevo del que pronto tendrán que echar mano en las Mayores.

En la actual temporada, el pelotero originario de Corn Island tiene acción en 20 partidos, en el último de ellos ligó tres indiscutibles, la mayor cifra en esta campaña. Con Omaha, el pelotero de 23 años, acumula 40 turnos en el cajón de bateo, en los que conecta 13 imparables, tres batazos detrás de la barda, 11  remolques, 6 carreras anotadas, recibe 5 boletos y se poncha en igual número de ocasiones.

De seguir así, sin duda el pelotero pinolero estaría de regreso para septiembre, mes en el cual se amplían los rosters de los equipos en las Mayores. A menos que su regreso a la Gran Carpa se adelante por alguna lesión del estelar jugador de la tercera base, Mike Moustakas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus