•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Sevilla y el Villarreal se conjuran para aprovechar los ventajosos resultados de la ida y certificar hoy su clasificación para una nueva final española en la Liga Europa, en este caso en el estadio St. Jakob Park de Basilea (Suiza) el próximo día 18. El defensor del título recibirá en el fortín del Ramón Sánchez Pizjuán al Shakhtar Donetsk con la ventaja de haber igualado a dos en Lviv, y el 'submarino amarillo' tratará de hundir al Liverpool en el mítico Anfield, al que acude con un gol de renta.

Sería la segunda vez que el equipo sevillista se enfrentaría por el título a un conjunto español (lo hizo ante el Espanyol en 2007 en Glasgow). La última vez que se produjo este hecho fue en 2012, cuando el Atlético de Madrid venció en Bucarest al Athletic. El Sevilla europeo es esta temporada más que nunca absolutamente distinto al de la Liga BBVA, en la que ha cuajado una temporada más que discreta, aunque en casa ha sido el cuarto mejor equipo de la competición tan solo superado por los tres aspirantes a la corona.

La fuerza del conjunto de Unai Emery ante sus incondicionales es absoluta, aunque los cuartos de final deben de ser un ejemplo y un aviso, porque el Sevilla, que había ganado por 1-2 en San Mamés al Athletic, cayó por el mismo resultado y se tuvo que jugar su continuidad en los penaltis.

Todos los títulos conseguidos por el Sevilla en 'su' competición se han visto jalonados por momentos épicos y numerosas dificultades. Esta ocasión no ha sido una excepción. Y el Shakhtar promete batalla. Los hombres del viejo zorro rumano Mircea Lucescu ya plantearon una dura lucha en la ida, cuando revirtieron el tempranero tanto de Víctor Machín 'Vitolo' guiados por la magia de Marlos, el más destacado de la extensa legión brasileña del equipo ucraniano. Tan solo un penalti al final forzado por el propio Vitolo y transformado por el francés Kevin Gameiro permitió a un Sevilla que supo sufrir y levantarse encarar la vuelta con una corta, pero importante ventaja. 

El duelo entre los dos únicos supervivientes entre los equipos que pasaron de la Champions a la Liga Europa tras la fase de grupos se presenta como una dura partida de ajedrez entre Emery y Lucescu, entre los argumentos de un conjunto que estará arropado de nuevo por su fiel afición y los de un Shakhtar también con mimbres y que, sin ir más lejos, solventó los dieciseisavos en Gelsenkirchen ante el Schalke tras haber empatado en casa en la ida.

La clase de sus jugadores brasileños, la experiencia de su capitán, el croata Darijo Srna, y varios de los jugadores ucranianos más prometedores, forman un bloque que acude al Sánchez Pizjuán dispuesto a aspirar a su segundo título en este torneo (el primero lo logró en 2009) e impedir que el Sevilla consiga la tercera corona seguida.

Por la remontada

Anfield, uno de los estadios del mundo con más historia, resolverá la otra semifinal. Será una caldera en la que el Liverpool buscará la remontada ante el Villarreal, uno de los mejores equipos españoles este curso, como ha demostrado al asegurar la cuarta plaza y el acceso a la próxima Liga de Campeones. El gol de Adrián López en la prolongación de la ida es oro para el conjunto de Marcelino García Toral.  Los 'reds' quieren reverdecer laureles de la mano del técnico alemán Jurgen Klopp. Campeones de esta competición en 1973, 1976 y 2001, se aferran a la magia de Anfield para darle la vuelta a la eliminatoria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus