•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Se espera que el beisbol de Grandes Ligas anuncie en los próximos días que otro jugador dio positivo al esteroide Turinabol, una droga que fue usada comúnmente por los atletas de Alemania Oriental en la década de los años 70. La prueba positiva es una de un puñado que está siendo procesado, según indicaron dos fuentes relacionadas con los casos al programa de ESPN Outside the Lines, lo que significa que es casi seguro que ocurrirán más anuncios.

Turinabol, cuyo compuesto químico es dehydrochlormethyltestosterona (DHCMT), no es algo que se vaya a encontrar en el equipo de herramientas de un gurú moderno de sustancias para mejorar el rendimiento. Pero el mismo está apareciendo nuevamente: Chris Colabello de los Azulejos de Toronto y Daniel Stumpf de los Filis de Filadelfia fueron suspendidos luego que aparecieran trazos de Turinabol en sus sistemas. Ambos, junto con el jugador próximo a ser suspendido, dieron positivo durante los entrenamientos primaverales. El receptor de los Cardenales de San Luis Cody Stanley fue suspendido en septiembre luego de dar positivo a dicha droga.

MLB investiga

Oficiales de MLB están examinando cuáles posibles conexiones pueden existir entre los jugadores para que expliquen el aparente resurgimiento del Turinabol, pero no han encontrado ninguna hasta ahora, según reveló una fuente a Outside the Lines. Hay dos posibles explicaciones para que estén aumentando los positivos por dicha sustancia, según las fuentes: la existencia de una mejor tecnología de pruebas de dopaje y/o un suplemento utilizado por atletas.

Las pruebas para detectar el Turinabol dieron un gran salto hace dos años y a medida que los laboratorios antidopaje han ido adoptando la tecnología, los usuarios aparentemente no se enteraron. Cualquier droga que se toma se descompone en metabolitos, un residuo de la droga que se puede quedar en el sistema por mucho más tiempo después que la droga original entró al cuerpo. El Turinabol, al igual que la mayoría de los esteroides utilizados de forma oral, se descompone bastante rápido en el cuerpo y pasa a ser indetectable luego de una semana, y algunas veces en menos tiempo. Pero hace dos años, los investigadores encontraron que al aumentar la sensibilidad del equipo de pruebas, se podía detectar algunos metabolitos que se mantienen en el cuerpo por mucho más tiempo.

“La ventana de detección se ha movido de, típicamente, varias semanas, y en algunas circunstancias raras, hasta meses después del uso de la sustancia”, expresó Daniel Eichner, el presidente del Labotatorio de Investigación de Medicina Deportiva y Pruebas en Utah, que trabaja con la mayoría de las ligas profesionales.

Riesgos del positivo

Como resultado, jugadores que podían utilizar sustancias por años sin ser detectados ahora se encuentran en riesgo de dar positivo en una prueba. “Eso es lo que hace más sentido”, manifestó una fuente cercana al programa de pruebas de MLB. “Realmente no hay otra teoría ahora mismo.”

La actualización en las pruebas además podría ayudar a explicar por qué los recientes positivos salieron en los entrenamientos primaverales, lo que parece raro a los expertos de antidopaje. Los jugadores saben que van a ser sometidos a pruebas en los entrenamientos primaverales, así que es raro que un jugador aparezca con algo en su sistema cuando llega a los campos de entrenamiento. 

Debido a que los encargados de las pruebas encuentran metabolitos de la droga y no la droga en sí, ellos saben que los jugadores probablemente utilizaron el Turinabol más de una semana antes de que fuesen sometidos a las pruebas. Los jugadores han negado el uso consciente de la droga, pero si su uso fue intencional, haría sentido que dejaran de usarla más de una semana antes de la prueba, con la creencia de que la droga ya habría salido del sistema.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus