•   Múnich, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Bayern de Múnich logrará, si se impone al Ingolstadt hoy en la 33ª y penúltima jornada, su cuarta Bundesliga consecutiva, tercera a las órdenes de Pep Guardiola, cuyas tres temporadas en Baviera tendrán en todo caso un sabor agridulce al no haber superado la barrera de las semifinales de la Liga de Campeones.

Fue su verdugo de sus ambiciones 'europeas' el que lo dijo: para Diego Simeone, entrenador del increíble Atlético de Madrid, "nos hemos enfrentado al mejor equipo que he visto en toda mi carrera". "Es increíble cómo han jugado", afirmó el argentino este martes, visiblemente admirado por el trabajo de su homólogo.

Es cierto que la vuelta de la semifinal de la Liga de Campeones, ganada por el Bayern (2-1), pero sinónimo de eliminación tras la derrota 1-0 en la ida, fue un monumento a la intensidad y al buen fútbol. "No hemos alcanzado ninguna final de la Liga de Campeones pero estoy muy orgulloso del equipo", estimó por su parte Pep Guardiola. "Esta tarde (martes) hemos jugado al fútbol que queríamos jugar, sólo nos faltó un gol". Sin embargo, el paso por Baviera del técnico catalán, que se unirá en la próxima temporada al perdedor de la otra semifinal, el Manchester City, será posiblemente recordado siempre en Múnich por su derrota en esas tres semifinales consecutivas.

"Mi objetivo era ganar la Liga de Campeones con el Bayern tras haberlo hecho con el Barcelona", en 2009 y 2011, explicó Guardiola. "Quería alcanzar la final, no lo conseguí,". La línea entre el éxito y el fracaso de un entrenador en Europa la marcan sus resultados en la competición reina, la Liga de Campeones. Es por ese único motivo que el mediático técnico español ha sido regularmente criticado por la prensa alemana.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus