•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El británico Andy Murray jugará la final del Másters 1000 de Madrid tras ganar en la semifinal este sábado al español Rafa Nadal por 7-5 y 6-4, en una reedición de la final del pasado año en la capital española.

Murray se enfrentará en la final el domingo al ganador de la semifinal de la tarde entre el número uno del mundo, Novak Djokovic, y el japonés Kei Nishikori.

El británico, vigente campeón del torneo madrileño, busca su tercer Másters de Madrid, que le permitiría seguir como N.2 del mundo el próximo lunes.

"Estoy muy contento de haberle ganado. Es un gran paso para mí respecto a donde estaba hace cuatro o cinco semanas. Estoy yendo en la buena dirección", dijo Murray en rueda de prensa tras el partido.

El español, N.5 del mundo, no pudo tomarse la revancha de la final de 2015 y tendrá que seguir esperando para poder romper el empate a 49 con Guillermo Vilas en cuanto a títulos conseguidos en tierra batida.

Su derrota también corta una racha de 13 victorias consecutivas que le llevaron a ganar los torneos de Montecarlo y Barcelona.

"Partido abierto"

Precisamente en Mónaco, Nadal había logrado remontar ante Murray en la semifinal para luego llevarse el torneo, pero este sábado, el británico se mostró más sólido imponiéndose con una buena combinación de golpes.

"Ha sido un partido abierto, disputado, al final, se decide por pocas bolas decisivas", consideró Nadal, tras el partido.

"El primer set ha sido justo, ha sido mejor que yo. En el segundo creo que he tenido más oportunidades, he jugado agresivo, después él ha sacado muy bien, en general, ha sido un poquito mejor que yo", afirmó el tenista español.

Murray comenzó muy bien en el primer set, logrando romper el servicio de Nadal para ponerse 3-1.

El escocés combinó las bolas largas con unas dejadas, que Nadal tenía muchas dificultades para devolver.

El de Manacor logró recuperarse y tras perder una ocasión de break, en el séptimo punto, pudo finalmente romper el saque de Murray para ponerse 5-4.

Con 5-5 en el marcador Murray se llevó su punto para luego romper el saque de Nadal con un contundente 0-40 y llevarse el set.

"Creo que he servido bien cuando he tenido oportunidad y también traté de jugar un tenis ofensivo en algunos momentos", explicó Murray.

"Línea positiva"

El segundo set volvió a mostrar la igualdad de los dos contendientes, pero con 3-2 en el marcador, Murray logró en su primera bola de 'break' en el sexto juego adelantarse 4-2.

Con esa ventaja en el marcador el británico parecía ya tener el partido a mano, pero Nadal consiguió romper su saque para remontar 5-4.

Sin embargo, sólo logró retrasar un juego lo inevitable.

En el último juego, con servicio de Nadal, el español iba por debajo 30-15 cuando falló un mate fácil, que dejó a Murray con dos bolas de break, de las que sólo necesitó una para llevarse el encuentro cuando Nadal envió una pelota a la red.

A pesar de la derrota, Nadal insistió en que se encuentra bien y animado para sus próximos compromisos en Roma y en Roland-Garros.

"Estoy en una línea positiva y espero ser capaz de seguir en esta línea", afirmó, recordando que "en tres torneos, dos campeones y una semifinal. La temporada en tierra está siendo muy buena".

Murray, por su parte, espera ahora al rival que saldrá de la semifinal de la tarde entre el serbio Novak Djokovic y el japonés Kei Nishikori.

Por la tarde también se jugará la final femenina entre la rumana Simona Halep, principal favorita para llevarse el torneo femenino, y la eslovaca Dominika Cibulkova.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus