Alejandro Sánchez S.
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Diría el reconocido cronista deportivo Edgar Tijerino: “Ese punch es suficiente”. Con esa frase describo el triunfo de Saúl el “Canelo” Álvarez sobre el británico Amir Khan, una victoria electrizante por la explosividad de los puños del azteca, que aún carente de una técnica depurada, sabe sacar provecho de su mejor virtud.

Ahora se cruza en su camino el kazajo Gennady Golovkin, un golpeador letal que hace alarde de sus 32 nocáuts en 35 combates, manteniendo su estatus de invicto en el pugilismo rentado; y me pregunto: ¿qué esperar de dos boxeadores cuyo golpeo es intimidante? 

Consciente de que ambos tienen ese “punch” matador, hay que valorar otras cualidades y defectos de ambos para intentar hacer un pronóstico. “GGG” es un fajador, pero sabe pasar golpes; sus largas combinaciones al cuerpo y rostro de sus oponentes son una de sus principales armas. Pero habría que ver si está dispuesto a pelear en corta distancia contra Álvarez.

El “Canelo” traga muchos golpes y falla muchas combinaciones, sin embargo, tiene paciencia y sabe cómo administrar su tiempo. Si hay alguien capaz de revertir pronósticos ese es él. Ojo, sabe hacer daño a corta distancia, pero así como “GGG”, tendría que valorar si es preciso ser tan frontal, lo cual contra otros rivales le ha funcionado a la perfección.

Será un examen de altos ribetes para ambos, una interesante pelea que seguramente atraerá mucho público y dejará grandes ganancias. Habiendo punch de los dos lados, el espectáculo está asegurado.  

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus