•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El astro de los Golden State Warriors, Stephen Curry, fue elegido ayer por unanimidad Jugador más valioso (MVP) de la NBA, logrando el galardón por segundo año consecutivo tras liderar a su equipo a una histórica temporada en la que marcó el récord de victorias (73).

Curry barrió en la votación por el MVP, recibiendo los 131 votos de primer lugar para lograr un total de 1.310 puntos, según dijo la Liga que agregó que es la primera vez que esto ocurre en 61 años de la NBA.

El astro volvió el lunes a jugar en los playoffs tras una lesión y marcó 40 puntos para llevar a los Warriors a una victoria en tiempo extra sobre Portland Trail Blazers en semifinales de la Conferencia Oeste.

En un lejano segundo lugar, con 634 puntos, quedó Kawhi Leonard, de los San Antonio Spurs, mientras que el líder de los Cleveland Cavaliers, LeBron James, fue tercero con 631 puntos.
Curry es el undécimo jugador en la historia de la NBA en ganar el premio de MVP dos años seguidos y se une a un ilustre club que integran entre otros Michael Jordan, Kareem Abdul-Jabbar, Wilt Chamberlain, Magic Johnson y Larry Bird.

“Curry es el jugador más emocionante en la NBA hoy y fue visto por última vez la noche de ayer!”, dijo en su honor Magic Johnson, un miembro de este prestigioso club, en su cuenta de Twitter.

El hijo del exjugador Dell Curry fue deslumbrante en el desempate del lunes anotando 40 puntos contra Portland en su regreso de una lesión.

“Curry había jugado un solo partido en tres semanas, así que me esperaba que estuviera oxidado.

Nadie podría haber predicho esa explosión”, dijo su entrenador, Steve Kerr.

Esta distinción corona una temporada excepcional de Curry, de 28 años, uno de los principales arquitectos de la histórica temporada de Golden State.

La franquicia de California rompió el récord de victorias de la temporada regular (73), que era propiedad de los Chicago Bulls, con 72 en la temporada 1995-1996.

Promedio de 30,1 puntos

Esta temporada, Curry también reescribió sus marcas personales, especialmente en tiros de tres puntos, ya que anotó 402 triples, contra 286 el años pasado, y extendió su récord de anotar al menos un triple en 152 partidos consecutivos

Su sensacional actuación le valió la admiración de sus compañeros, e incluso la del presidente Barack Obama, un gran aficionado de los Chicago Bulls.

“Ver a Steph jugar es increíble. Para alguien que ama el baloncesto, es realmente grande”, se sorprendió al presidente de Estados Unidos a principios de febrero, cuando recibió a los Warriors en la Casa Blanca.

“Tienes que ver a ese tipo! Alucinante, hombre! Nunca he visto a nadie como él en la historia del juego!”, dijo por su parte LeBron James, nacido en el mismo hospital que Curry en Akron (Ohio).
Curry, líder anotador de la temporada con 30,1 puntos por juego, está compitiendo para ganar el título de la NBA por segundo año consecutivo con los Warriors. Golden State lidera su serie de semifinales de la Conferencia Oeste contra los Portland Trail Blazers por 3-1.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus