•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Club Deportivo Walter Ferretti sufrió una crisis de resultados en la recta final de la fase regular del torneo de Clausura. Un triunfo, una derrota y cinco empates en sus últimos siete encuentros resumen la falta de propiedad para establecer su juego y lo mal que la pasó aún garantizando su clasificación a semifinales.

Extendió su inestabilidad en semifinales contra la UNAN – Managua, venciendo 0-2 en la ida, pero sucumbiendo 0-1 en la vuelta, por fortuna para ellos la ventaja del primer encuentro fue suficiente para alcanzar la final. En esta instancia, los rojinegros se miden al Real Estelí, con la asignatura de resistir el ritmo arrollador de los norteños 180 minutos y hacer daño a sus rivales para adjudicarse el título.

Tanto en la teoría como en la práctica, los estelianos se muestran con mejores condiciones de cara al partido de ida de la final, el cual está programado para este sábado en el Estadio Nacional de Futbol (7:00 p.m.). Sin embargo, el conjunto capitalino se prepara para contrarrestar las virtudes del “Tren del Norte”; y apuesta a arriesgar lo que sea necesario para coronarse en el Clausura y soñar con la Concachampions.

“Los trabajos a estas alturas son los mismos que el resto de la temporada, no podemos forzarlos (a los jugadores) a realizar más trabajo físico, más bien nos planteamos las características del rival para planificar la estrategia. Un partido de final se juega con la cabeza, el juego de inteligencia será sustancial y aunque hay que ver a los rivales con respeto, vamos enfocados a ganar esos partidos”, manifestó el técnico del Ferretti, José Valladares.

El estratega de origen hondureño espera que sus jugadores estén en forma para los partidos contra Estelí. Una de sus principales preocupaciones es que sus pupilos puedan mantenerse ilesos en esta etapa, a sabiendas que en una final de ida y vuelta tendrá que disponer del material humano suficiente para enfrentar a un equipo tan frontal y peligroso como el “Tren del Norte”.

“Ya sabemos que es difícil que un jugador en Nicaragua se mantenga jornada tras jornada en excelente forma, más cuando hay compromisos de esta índole. Sin embargo, procuraremos administrar nuestros recursos y sacaremos el mayor provecho para aguantar el tren de juego”, aseveró el timonel, quien descartó que Rodrigo Valiente y Medardo Martínez se pierdan el juego de ida.

El equipo debe encajar

En el partido de ida de las semifinales contra los universitarios, Valladares dejó en la banca de suplentes al uruguayo Bernardo Laureiro y al atacante Raúl Leguías, aduciendo que tenía sus consideraciones para dejarlos fuera del once inicial “por el trabajo que realizaron en la semana”.

Tanto Leguías como Laureiro ejercen papeles importantes dentro del equipo estelar. El primero es el máximo goleador del club y tercero con más dianas del Clausura, con 8. El charrúa es el mandamás del medio campo, principal fuente de distribución de balones y el mejor realizador de tiros libres del equipo. Esta vez, Valladares está claro que debe presentar a su mejor onceno, pero es fiel a su teoría de que “el equipo no depende de individualidades”.

“Contar con Leguías y Laureiro es importante, pero durante la preparación en la semana es que defino quiénes van a jugar. La condición que presenten durante los entrenamientos es el parámetro que asumo para considerar si inician o no. Ambos se han perdido partidos, justamente porque pretendo que el equipo salga adelante por la comunión de los once, no de uno en especial”, manifestó Valladares.

A sabiendas que el ataque del equipo norteño comandado por el tridente de Luis Manuel Galeano, Carlos Chavarría y Samuel Wilson se presenta como un desafío de alto calibre, el técnico rojinegro asegura que sus jugadores están preparados para anular cualquier propuesta y respaldar el marco de su guardameta Denis Espinoza.

“Tenemos jugadores que cumplen con el nivel para este tipo de partidos, muchachos profesionales que saben cómo encarar a un equipo como Estelí. Nuestra zaga tiene mérito en los resultados que obtuvimos durante el campeonato. Nos enfrentamos dos veces a Estelí antes de entrar a semifinales y nos ganaron 1-0 en un juego y empatamos 1-1 en otro”, dijo el técnico.

La UNAN espera al equipo que resulte campeón del Clausura para medirse en una finalísima por el cupo a la Liga de Campeones de la Concacaf. Los rojinegros asistieron en la edición pasada por primera vez en su historia y Estelí pretende recuperar su lugar en la máxima competición a nivel de clubes de la región.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus