•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Bastó la vulnerabilidad de Junior Téllez para que los Indios del Bóer ganaran 5-1 el primer juego de la serie que sostienen contra las Costa Caribe, mientras que los Dantos, ya recuperados del caos vivido el pasado fin de semana en Granada, hicieron uso de su bateo oportuno y aprovecharon la fragilidad del picheo de los Indígenas de Matagalpa para imponerse 10-2 en el primer desafío de los cuatro que sostendrán en la serie entre ambos.

Téllez, que llegó invicto con balance de 6-0 al desafío, fue descifrado tempranamente por la ofensiva de los Indios. Un par de dobles consecutivos de Javier Robles y Kenny Alegría produjeron la primera carrera capitalina. Luego, Edgard Montiel empujó la segunda con un imparable.

En la apertura del tercer inning amenazó la Costa Caribe con acercarse en el marcador, poniendo a dos corredores sobre las bases y sin out, pero un mal toque que sirvió para forzar en tercera y una rola para doble play acabaron con la buena oportunidad costeña y sacaron a flote a Marín, que pese a no mostrarse tan dominante, mantenía en cero carreras al conjunto caribeño.

Ese dominio monticular fue alterado en la parte alta del cuarto episodio, cuando con un imparable Dwain Fox empujó a Darrel Morgan, quien antes se había robado la segunda almohadilla. Se acercaba peligrosamente la Costa Caribe, sin embargo, el Bóer respondió inmediatamente. Con Edgar Montiel en la primera base, Juan Carlos Urbina conectó un inmenso cuadrangular por el jardín izquierdo, poniendo la pizarra 4-1. Todo permaneció igual hasta que la Tribu sumó su quinta carrera en el cierre del séptimo inning. Luego no hubo más anotaciones. La victoria fue para Róger Marín y la derrota para Junior Téllez.

Resucitan los Dantos

Los Dantos se olvidaron de la barrida que les propinó Granada y vencieron 10-2 a Matagalpa. En los primeros dos episodios fue un duelo de picheo entre Wilder Rayo, de Matagalpa, y Gustavo Martínez, de los Dantos. Sin embargo, el primero flaqueó en la parte baja del tercer episodio y fue atacado sin piedad. En ese inning, el conjunto de la capital logró un rally de cuatro carreras, destacándose un doblete barre base de Henry Burton.

Mientras Gustavo Martínez silenciaba a los indígenas, un nuevo ataque de los Dantos les permitió alejarse más en el marcador gracias a un imparable dentro del cuadro de Ofilio Castro, que trajo la quinta anotación capitalina.

En la apertura del quinto, Martínez se tambaleó peligrosamente en la loma y permitió la primera carrera de Matagalpa, que fue empujada por incogible de Ariel Rayo. Los Indígenas llenaron las bases, pero un doble play le permitió a Gustavo Martínez salir del pozo.

Los Dantos volvieron a desplegar su ataque ofensivo en la sexta entrada, aprovechando la fragilidad del picheo de relevo de los Indígenas. El relevista Laureano Matamoros apareció solamente para bolear a Keyner Serrano y permitir imparable de Burton, corredores que le fueron heredados al jovencito de 16 años Carlos Rayo, quien no pudo evitar que Ofilio Castro empujara con un imparable la sexta carrera de los capitalinos. Tras ese flaqueo, el muchachito ponchó a Juan Oviedo, pero se metió a problemas al llenar las bases con golpe a Jonathan Loáisiga. Con las almohadillas repletas, el novel lanzador hizo dos wild pitch, permitiendo la séptima y octava carrera de la “Maquinaria roja”, que marcó su novena anotación gracias a doblete empujador de Carlos Pérez. Rayo terminó el fatídico episodio con un ponche al receptor Rafael Estrada.

En el cierre del octavo inning el equipo de la capital sumó una anotación más, poniendo el definitivo 10-1. Sin embargo, en la apertura del noveno, los de Matagalpa anotaron su segunda carrera, pero ya todo estaba escrito. La victoria fue para Gustavo Martínez y la derrota para Wilder Rayo. La serie se reanudará mañana a la 1:00 pm en Matagalpa, donde los Indígenas intentarán emparejar la serie.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus