•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dichosos el Bóer y la Costa Caribe, que son dueños de un picheo dominante y un bateo eficaz, pues no hay pesadilla más terrible que un equipo de picheo endeble y de bateo silencioso. Es precisamente por esa dicha que la serie entre ambos, que inició el miércoles con triunfo para los Indios, se perfila como la más atractiva de este fin de semana, aún por encima de la que sostienen los Dantos y los Indígenas de Matagalpa. Después de estas dos series, no busquen otra tan competitiva en la agenda del Pomares.

El cuestionado ritmo ganador de la Tribu ha dejado de serlo, pues el equipo de la capital ha demostrado que su balance de 30 victorias y 7 derrotas no es producto de enfrentar a rivales pequeños solamente, sino la consecuencia grata del consistente y aguerrido accionar de un conjunto que no puede resistirse a la tentación de acariciar las rosadas mejillas del éxito. Ni el peligroso equipo de Matagalpa, ni otro rival ha logrado frenar a la Tribu, misión que no inició de buena manera la Costa Caribe, vencida 5-1 en el primer duelo de la serie, pero que intentará lograr a partir de hoy a las 6:00 p.m. en el Estadio Nacional Denis Martínez.

No hay dudas de que el equipo costeño tiene el armamento ofensivo y defensivo necesario para hacer tambalear al Bóer y ponerlo al borde del abismo este fin de semana; sin embargo, necesitarán mostrar más coraje y bateo remolcador que el presentado en el primer encuentro, en el que tuvieron oportunidades para ponerse arriba en el marcador, pero no apareció el batazo oportuno. Será clave que los lanzadores caribeños mantengan el dominio que exhibieron a lo largo de la mitad de la primera ronda, evitando ser agredidos prematuramente, como el caso de Junior Téllez, por la agresiva alineación capitalina. Claro, urge el despertar del poder costeño, tan tímido y poco productivo en la primera batalla, silenciado por los envíos de Róger Marín.

¿Podrán los Dantos?

Dantos contra Matagalpa, una serie de indudable atractivo por muchas razones. Primero, ambos fueron armados con un ejército de peloteros de alto nivel en el beisbol casero; segundo, los dos son favoritos al título, pues se trata del campeón defensor y del retador más compacto; tercero, los Dantos buscan asaltar el segundo lugar del Grupo A, mientras que los Indígenas buscan con abundante ansia situarse en el primer puesto del mismo grupo.

Los capitalinos golpearon primero y lo hicieron con autoridad, imponiéndose 10-2. Este inicio avasallador de los Dantos en el primer duelo de la serie no es una señal de lo que pueda pasar en los siguientes tres juegos, sobre todo, por la constante inestabilidad exhibida por la “Maquinaria roja” y lo compacto de los Indígenas, que acumulan balance de 28-9. Es una serie muy pareja y, sin lugar a dudas, de pronósticos reservados.

No se sintió la ausencia en la alineación capitalina el líder de cuadrangulares del torneo, Ronald Garth (11); sin embargo, no puede ponerse en duda que hubiera sido una pieza clave para los Dantos, asumiendo que enfrentan a un rival cuyo picheo ha sido derrotado solamente en 9 de los 37 juegos que han disputado. Estas batallas contra el conjunto norteño deberían ser vistas por el equipo del Ejército como una oportunidad para empezar a confirmar su favoritismo, puesto en dudas tras los constantes resbalones durante la mitad de la primera ronda.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus