•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con apenas 26 años y en su sexta temporada en las Grandes Ligas, el poder que ha comenzado a demostrar José Altuve en el plato este año ha sido una verdadera sorpresa, incluso para el mismo jugador.

Ha sido una campaña insólita para el segunda base de los Astros de Houston, quien acredita el ser más selectivo en el plato al sumar los 9 cuadrangulares que lo ubican en segundo lugar entre todos los intermedistas en Grandes Ligas, siendo superado solo por el dominicano Robinson Canó (12 HR).

Altuve, quien registró 15 vuelacercas todo el año pasado, no consiguió su noveno cuadrangular sino hasta el 23 de julio de 2015, en lo que fue su partido número 96 de la temporada. Este año logró la misma suma en solo 29 juegos.

“Me gustaría responder, pero no sé”, dijo el venezolano a ESPN Digital al intentar explicar el incremento en su número de jonrones. “Lo que hemos estado hablando el coach de bateo y yo es que estamos haciéndole swings a mejores picheos. Estamos haciéndole swing a picheos en la zona de strike y creo que los puedo manejar mejor”.

“El juego también se me está haciendo más lento”, añadió Altuve. “Voy a home y trato de entender que no necesito un solo picheo o que el lanzador no me va a tirar un solo picheo para yo ponerlo en juego. Estoy esperando por mi picheo y creo que eso me ha traído buenos resultados”.

Muy veloz

No obstante, el atributo que hace de Altuve uno de los peloteros más peligrosos en base sigue siendo su ejemplar velocidad, ya que cuenta con 182 bases robadas de por vida. El año pasado, sus 56 bases robadas fueron la mayor suma en la Liga Americana y segunda en todo el beisbol, solo detrás del ahora suspendido segunda base de los Marlins de Miami, Dee Gordon.

“Algo que yo sé hacer muy bien en el beisbol es correr”, destacó Altuve, cuyos 17 dobles lideran a todos los intermedistas. “Cualquier pelota que llegue a los jardines y que esté mal ubicada creo que tengo la velocidad para llegar a segunda”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus