•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como el Fantasma de la Opera, ese misterioso personaje que aterrorizaba en el Teatro de París buscando cómo atraer a una vocalista, el dopaje revolotea encima de los atletas de alto rendimiento, y de todo aquel que siente la necesidad de mejorar recurriendo a métodos ilegales, tomando todos los riesgos que eso implica.

El joven y competente profesional español Enrique Gómez, quien se encuentra entre nosotros invitado por el Comité Olímpico que preside Emmett Lang, ofreció en el auditorio de PWC, una interesante charla sobre el tema con la presencia de algunos periodistas y directivos de federaciones. Gómez está claro de lo dura que es la batalla, y aunque admite que el mal persiste de diferentes formas en todos los sectores de la sociedad, hay que presentarle pelea, sobre todo en el deporte, sector en el cual, la posibilidad de ejercer controles es mayor.

Fama y fortuna atraen -Marion Jonez exvelocista estadounidense, sancionada por uso de sustancias no autorizadas--

“No hay que doparse, no hay que hacer trampas, no pueden conspirar los atletas contra ellos mismos a sabiendas que el éxito obtenido utilizando recursos ilícitos, no compensa porque los logros son desconocidos y no escapas a las sanciones”, dijo Gómez en uno de los pasajes de su charla, durante la cual, abrió espacio para responder a inquietudes de los presentes, algo que siempre agiliza los cambios de impresiones.

Habló que ese tipo de conducta anti-deportiva, es asunto educativo. Se refirió a la poderosa atracción de la fama y la fortuna consecuencia del crecimiento del mercantilismo en el deporte, utilizando como ejemplo, algunas de las figuras cumbres del deporte español, entre ellas, el ciclista Alberto Contador. Graficó por supuesto, casos específicos de gran repercusión admitiendo que es difícil erradicar el mal de raíz cuando se ha extendido tanto.

Hay que apretar tuercas 

Eso sí, hizo un llamado a todos los Comités Olímpicos y Federaciones Nacionales, a ser enérgicos en la lucha contra el dopaje. “No se puede tener admiración por ídolos con pies de barro que en lugar de enaltecer el deporte, lo manchan. La juventud necesita en el firmamento del deporte, de modelos dónde verse reflejada, y debe rechazar todas aquellas actitudes que afectan a la sociedad”.

Hizo una amplia explicación del dopaje sanguíneo, utilizado por muchos fondistas, y del llamado pasaporte biológico, deteniéndose un poco en la pregunta ¿cuál es el deporte con más tolerancia en esto del dopaje y por qué las grandes figuras del futbol mundial no aparecen involucradas? “El problema es intrínseco a nosotros. Hay que combatirlo de todas las formas posibles. En eso estamos”, expresó. El Lic. Gómez estuvo acompañado por Antonio Campo del Departamento de Control en España, y por el Dr. Alberto Yelmo, del departamento legal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus