•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por mucho tiempo el hecho de que alguien alcanzara los 400 jonrones significaba que una invitación a la exaltación para el Salón de la Fama estaba en orden.

El puertorriqueño Carlos Beltrán quizás cerró esa brecha y se acercó al museo de los inmortales del beisbol, la tarde del domingo en Yankee Stadium, cuando conectó el cuadrangular número 400 de su carrera, convirtiéndose en el 54to toletero en la historia de las Grandes Ligas que lo consigue.

Bateando a la mano derecha en la parte baja de la sexta entrada, el nativo de Manatí desapareció el lanzamiento del relevista zurdo Zach Duke, de los Medias Blancas de Chicago, poniendo a los Yanquis de Nueva York en la delantera 5-4 en ruta a una victoria 7-5.

Su octavo jonrón de la campaña sirvió como el número 116 desde el costado derecho de la caja de bateo. Beltrán se unió a los Salón de la Fama, Mickey Mantle, Eddie Murray y Chipper Jones, quien será elegible para la exaltación en un par de años, como los únicos cuatro bateadores ambidiestros en lograr el hito de los 400 jonrones.

‘’Bueno, honestamente es algo que como jugador escucho, que comparen a uno con ser un Hall of Famer (Salón de la Fama). En estos momentos mi enfoque es tratar de ayudar a esta organización a ganar los más partidos que pueda’’, indicó el veterano de 39 años.

‘’Creo que cuando me retire del beisbol me sentaré y analizaré qué tan cerca esté de los jugadores que ya están ahí en ese Salón de la Fama. Al final del día eso es algo que no está en el control mío. Los reporteros son los que votan, los que dicen quién es Hall of Fame y quien no es Hall of Fame. Pero al final del día el (hecho) que me consideren, pues para mí es un verdadero honor’’.

Seleccionado en la segunda ronda del sorteo de novatos de 1995, Beltrán se convirtió en el tercer toletero boricua en conectar 400 vuelacercas en las mayores, uniéndose a Carlos Delgado (473) y Juan ‘’Igor’’ González (434).

‘’Me siento bendecido, honestamente, de tener esta oportunidad. Como pelotero uno juega este deporte, pero al final del día uno no sabe hasta dónde uno va a llegar y qué es lo que uno va a ser’’, afirmó. ‘’Yo sé (que) si he hecho algo bueno, (es) que he controlado el trabajo fuerte que le he dedicado a este deporte, y gracias a eso Dios me ha bendecido a una carrera larga y con (la) oportunidad (para) hacer cosas especiales en este juego’’.

Camino difícil

En los ojos de los analistas y aficionados de este ocho veces participante del Juego de Estrellas, la posibilidad de que Beltrán algún día conquistara los 400 siempre fue una ocurrencia tardía debido a las molestias que sufrió durante los últimos años, especialmente cuando lidió con tendinitis en ambas rodillas en 2006 y 2007, su segunda y tercera temporadas con los Mets de Nueva York.

  • 54 peloteros han conseguido la cifra de 400 o más jonrones en las Grandes Ligas.

La dolencia de la rodilla derecha empeoró durante la campaña de 2009, cuando fue limitado a 81 partidos. En enero de 2010 fue sometido a una cirugía artroscópica luego de que la osteoartritis en su rodilla derecha había empeorado durante la temporada muerta, lo que entonces le permitió participar en solamente 64 encuentros en la segunda mitad. Su camino a Cooperstown no fue disuadido. ‘’Las lesiones que yo he tenido en mi carrera muchos jugadores las han tenido. Personalmente, yo nunca he dejado que una lesión determine que me haga sentir mal’’, señaló.

‘’Creo que como todo en el beisbol, en la vida uno va a tener momentos regulares y momentos no tan buenos, y uno tiene que levantarse y seguir luchando fuerte’’, prosiguió Beltrán, que conectó el primer jonrón de su carrera ante su compueblano Jaime Navarro el 10 de abril de 1999, en un partido que también se produjo ante los Medias Blancas.

‘’Uno no puede, porque está pasando por un momento difícil, quedarse acostado en la cama. Hay que levantarse y echar para adelante, que como pelotero es lo mismo. Tiene que echar para adelante y buscar la manera de dar el máximo y gracias a Dios, pues Él me ha ayudado y me ha hado esa fortaleza’’.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus