•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Rougned Odor sabe que va a ser suspendido por el incidente del domingo con el dominicano José Bautista, pero también aseguró que respeta a su colega como pelotero y que espera que ya se haya escrito el capítulo final de una larga novela de incidentes entre los Azulejos de Toronto y los Rangers de Texas.

“Ustedes vieron lo que pasó, para mí creo que fue un deslizamiento demasiado fuerte”, declaró el intermedista de los Rangers ayer frente a un reducido grupo de periodistas al llegar al Coliseo de Oakland. “Sé cuando alguien viene a barrerse fuerte en la segunda base, yo solamente trataba de protegerme”.

Odor no lamenta nada de lo ocurrido el domingo. “Eso es parte del juego”, subrayó el pelotero de los Rangers, que batea .286 en la temporada del 2016.

No se ha tomado una decisión oficial sobre las sanciones que se impondrán en las Grandes Ligas por el incidente ocurrido en el hogar de los Rangers, pero Odor supone que va a ser suspendido.

“Ese no es mi trabajo, no sé nada, todavía estoy esperando, sé que voy a ser suspendido por un par de partidos, pero sigo haciendo lo que yo hago, que es jugar pelota”, indicó Odor. “Claro [esperaba no tirar golpes, para seguir en el encuentro dominical], pero lo vi permanecer allí luego del deslizamiento, se me quedaba viendo y yo me decía ‘¿qué pasa?’. Estaba muy cerca de mí. Di un paso atrás y ustedes vieron lo que hice”.

Conserva la calma

Las reacciones de los Azulejos sobre el incidente, que incluyeron varios comentarios fuera de tono sobre su persona, lo tienen sin cuidado, de acuerdo con lo dicho por el venezolano frente a la prensa en Oakland sin perder la calma en ningún momento.

“Yo no he escuchado nada [de esos comentarios no tan agradables]”, indicó Odor. “No le hago caso a eso. Solamente me importa mi equipo, no los demás. No tengo comentarios sobre [los que dicen que Odor es un pelotero sucio], solamente juego a la pelota para tratar de ganar”.

Lo ocurrido el domingo forma parte de una cadena de acontecimientos iniciada cuando Bautista tiró el bate más fuertemente de lo usual luego de conectar un cuadrangular crucial frente a la novena texana.

“Yo creo que esto ya se acabó, todo está en el pasado”, subrayó Odor a una pregunta de lasmayores.com sobre esa cadena de acontecimientos. “Lo respeto [a Bautista]. Juega fuerte”.

El incidente

Era el último juego de la serie entre ambos clubes. Bautista enfrentaba a los Rangers por última ocasión cuando el novato Matt Bush abrió el octavo inning golpeándolo con una recta a 96 millas por hora. La pelota dio en el brazo izquierdo de Bautista y luego rebotó hacia uno de sus muslos.

El umpire del plato Dan Iassogna lanzó una advertencia a ambas bancas y Justin Smoak conectó un rodado a la antesala con un out. Bautista se deslizó de forma agresiva y tardía hacia la pierna derecha del intermedista venezolano Rougned Odor, más de dos metros delante de la almohadilla.

Odor empujó a Bautista con ambas manos y luego le conectó un puñetazo al maxilar. La cabeza del dominicano se desplazó bruscamente hacia un lado, con lo que salieron volando su casco y sus gafas oscuras.

  • 8 expulsados hubo durante el partido entre los Azulejos de Toronto y los Texas Rangers.

Se vaciaron las cuevas y los bullpens. Nueve minutos después, cuando se restableció el orden, los umpires determinaron que Smoak había bateado una roleta para doble matanza y el inning concluyó. Fueron expulsados Bautista, Odor, el antesalista de Toronto Josh Donaldson y Steve Buechele, asistente del mánager de Texas. Los umpires echaron también al timonel de los Azulejos, John Gibbons, y al coach de la inicial Tim Leipner.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus