•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Toda la cancha se estremece. Hay una montaña en movimiento provocando estragos. Es LeBron James en acción, posiblemente el mejor jugador del planeta baloncesto, sin permiso de Curry, o de Leonard. Ellos son buenos, muy buenos, excelentes, pero no tan completos como LeBron, ese gigante.

Los Cavaliers de Cleveland están jugando alrededor de la perfección: 10 juegos, 10 victorias. Solo tres equipos, los Lakers de 1989 y 2001, y los Spurs del 2012, registraron ese tipo de racha. A diferencia del 2015, cuando quedaron sin Kevin Love y sin Kyre Irving, dependiendo de la furia de LeBron para ganarle milagrosamente dos de cuatro juegos a los Spurs, estos Cavaliers del 2016, que tienen abajo 2-0 a los asustados Raptors de Toronto, se ven impresionantes.KEVIN LOVE (#0), ES UN PILAR CLAVE EN LA ESTRUCTURA DE LOS CAVS.

REENCARNACIÓN DE HÉRCULES

Con un triple doble, 23 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias, más su eficiente defensa y facilidad para abrir espacios, LeBron ha sido clave en cada una de estas victorias, pretendiendo llevar a su equipo –Heat o Cavaliers- por sexto año consecutivo a la final de la NBA, un timbre de orgullo y un certificado de incidencia.

Él tenía apenas 22 años cuando en el 2007 fue capaz de empujar a los Cavaliers a la serie final contra los Spurs, solo para ser barridos en cuatro juegos. Pero el brioso chavalo que fue Novato del Año en el 2004 batalló rabiosamente contra todos los factores adversos mostrándose de cuerpo entero con sus proyecciones ilimitadas, marcando más de 500 puntos en la postemporada.

El año pasado, LeBron promedió 30.1 puntos con 11.3 rebotes y 8.5 asistencias a lo largo de los Playoffs, registrando en la final, 35.8 puntos, 13.3 rebotes y 8.8 asistencias en el alarde de 46 minutos por juego. Una reencarnación de Hércules. Da la impresión que no hay forma de sujetarlo por las variantes que puede utilizar en diversas gestiones. Es precisamente eso lo que obliga a preguntarnos ¿es el mejor jugador del planeta NBA?

DISTANTE DEL DESGASTE

Difícil, muy difícil discutirlo. Hoy, más liberado por el aporte de Irving y Love, puede evitar aproximarse al punto de desgaste, lo que evidentemente le exprimió los huesos el año pasado. Como están funcionando, los Cavaliers son favoritos para barrer a Toronto aun saliendo la serie de Cleveland. Se ven jugando con comodidad, con la presión a un lado de la cancha, sin intervenir para provocar alteraciones.

Los Raptors, igual que los Pistons de Detroit y los Halcones, sabía que enfrentarían al fenomenal LeBron y que sus posibilidades de sobrevivir eran mínimas. Ahora, dentro de las brasas, solo esperan quedar convertidos en cenizas. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus