•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Se adueñó el Barsa de la Copa del Rey derrotando al Sevilla 2-0 después de atravesar largo rato por un campo minado, tomando todos los riesgos, mordido por la expulsión de Mascherano en el minuto 35 y la lesión de Luis Suárez a los 55, obligado a aplicar drásticas transformaciones, frente a un equipo que ofreció un primer tiempo ágil, atrevido y con capacidad para ejercer presión y sostenerla. En lo referente a intensidad y bravura, un partido inflamado por las fricciones, las recuperaciones y la angustia, y sobre todo, por el empeño en búsqueda de la victoria. De esos duelos con permanente cruce de dedos. -Lionel Messi asistió a Neymar para el segundo gol-

Fue una gran batalla 

Es en la adversidad cuando aparece el genio, se sale de la lámpara, y agigantado, decide. Este Barcelona no depende de un genio, ni de dos. Lo demostró ayer en esa cerradísima batalla con el Sevilla, reciente ganador de la Copa UEFA, logrando imponerse con goles de Jordi y Neymar a los 96 y 121 minutos, cuando las fuerzas volvieron a estar equilibradas en cantidad de hombres, no en talento para desequilibrar. Iniesta, Messi y Neymar, con ese excedente de destreza que los caracteriza, fueron los factores que decidieron el juego con su accionar incansable, imprevisible y efectivo. Mucho peso para cualquier rival.

  • 7 campeonatos ha logrado Luis Enrique, de nueve posibles, en sus dos primeras temporadas al frente del Barcelona.

La expulsión de Banega, en el minuto 91, compensó la de Mascherano con 56 de atraso, y aunque la ausencia de Suárez reducía la preocupación del Sevilla, tan funcional en el fondo, el Barsa supo soltarse y, pese a ser frenado por algunas intervenciones espectaculares del arquero Sergio Rico, finalmente acertó con el disparo cruzado de Jordi y la gran entrega de Messi, quien materializó el incansable y casi siempre agredido Neymar, sellando el 2-0, sin dejar margen para cuestionamientos. Cuando Carrico salió de juego por segunda amarilla en instantes consecutivos en el minuto 120, previo al gol de Neymar, todo estaba escrito. 

Te interesa: Andrés Iniesta, escogido mejor jugador de la final

Esa resistencia agresiva del Barsa 

No supo el Sevilla sacar el máximo provecho con un hombre más en la cancha, o mejor dicho, no permitió el Barsa ser subestimado con un hombre menos, ni dejar de ejercer presión con presencias constantes aproximándose a la cabaña de Rico, mostrando una resistencia agresiva. Con Messi viniendo desde la derecha hacia el centro, retrasándose un poco con habilidad para manejar la pelota, picar y decidir; Iniesta en progresión preferentemente por el centro, con esa claridad que ilumina sus desplazamientos y entregas; y Neymar fajándose por la izquierda asegurando proyecciones y provocando faltas, el Barsa no pareció percatarse que jugaba con un hombre menos y sin Suárez.

  • 28 títulos coperos acumula el Barcelona, siendo el club más ganador de ese certamen.

Cuando sale Banega, por su insistencia sobre Neymar después de la sustitución de Mariano, el Barsa siente que puede soltarse, y lo hace multiplicando esfuerzos, mientras el desgaste comenzaba a carcomer al Sevilla. El gol de Jordi y el sello puesto por Neymar, coronaron al Barsa en la Copa del Rey garantizándole su séptimo doblete.

  • 31 trofeos de campeón ha ganado Dani Alves, oficiales, y persigue el récord mundial de Giggs y Dalglish, con 35.  

También: Miss Bum Bum cumple promesa y celebra triunfo del Barcelona con desnudo

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus