•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Resulta difícil calibrar qué pasa por la cabeza de Carlos Chavarría, el jugador del momento del balompié nicaragüense, laureado por su destacado aporte con la selección Azul y Blanco y el Real Estelí. Su temporada en el “Tren del Norte” ha transcurrido con máximas calificaciones, con presencia goleadora, aunque no es el aspecto que más define su juego.

Su gran estado físico, que repercute en lo futbolístico, aviva el debate sobre las posibilidades de que emigre al futbol internacional. Lo cierto es que el frío y menudo atacante norteño acudirá a los partidos de la finalísima contra la UNAN-Managua, el 28 de mayo y 4 de junio próximo, como el máximo referente ofensivo de su club, que aspira volver a la Liga de Campeones de la Concacaf, tras perderse la edición anterior.

Chavarría pertenece a un reducido grupo de jugadores capaz de resolver un partido en una acción. Lo demostró contra el Walter Ferretti en el partido de vuelta de la final del Clausura. Su definición frívola frente a Denis Espinoza, encarándolo para luego golpear el balón rasante, potente y sin titubear, inutilizando el achique del “Pulpo”, ¡vaya que es aplaudible! 

En 9 esteliano es un jugador en constante evolución, en cada partido demuestra un grado mayor de madurez, fiel al sistema de juego colectivo que implementa Otoniel Olivas y capaz de jugadas individuales que envidiarían muchos colegas con mayor experiencia. Chavarría está consciente que tiene un elevado nivel de popularidad y no es para menos, aun así mantiene los pies bien puestos sobre la tierra.

“Estoy agradecido con Dios por haber ganado el campeonato (Clausura) y poder ser influyente en el resultado. Estoy en una etapa en la que disfruto jugar al futbol, tengo la dicha de pertenecer a un equipo compacto, con jugadores destacados que aportan a mi crecimiento. No podría pedir más”, confiesa Chavarría.-Chavarría realizaría pruebas con un equipo español-

Futuro prometedor

A pesar de la estabilidad que siente en el Real Estelí, Chavarría puede aspirar a más. Aunque prefiere mantenerse hermético sobre el tema de irse a probar con el Club Deportivo Leganés, de la Segunda División de España, está claro que si hay un futbolista nicaragüense que puede estar en la agenda de equipos internacionales, ese es él. “Prefiero que las cosas se den solas. Ahorita estoy pensando en los compromisos con mi equipo, vamos a disputar dos partidos claves contra la UNAN y estoy concentrado en ganar esos juegos. Nuestro objetivo es clasificar a la ‘Concachampions’ y solo si llegamos en buena forma lo vamos a lograr. No sé qué viene después de esto, ya veremos”, dijo, antes de soltar una risa al ser consultado sobre su próxima temporada en la Liga de España. “Esperemos (…) mi deseo es jugar fuera”, ambientó.    

  • 20 goles marcó Carlos Chavarría en la temporada 2015-2016 del futbol nacional, con 7 tantos en el Apertura y 13 en el Clausura.

Efectivamente, Chavarría debe ser el jugador a seguir en el partido contra los académicos. Su cuota goleadora en el Clausura, con trece tantos, igual cantidad que su compañero de equipo Luis Manuel Galeano, evidencia lo influyente que ha sido. Además, cuando no marca, asiste o arrastra marca para darle espacio a sus compañeros en ataque, sabe cómo hacerlo.     

“Lógicamente tengo una gran responsabilidad en el club, pero es un asunto del grupo. Ellos (sus compañeros) ejercen una función importante en cada partido. Para construir los resultados que hemos logrado se necesita de un engranaje y es lo que Estelí hace. Obviamente trato de aportar en las labores que me corresponden y sé que en la medida que hago goles ayudo al equipo, espero que en la finalísima no sea la excepción”, declaró Chavarría.  

Talento en proyección 

Hasta hace poco menos de dos años, era casi imposible considerar que un jugador nicaragüense pudiera saltar al balompié internacional. Todo cambió con la enorme evolución que demostró Juan “Iluminado” Barrera, quien se convirtió en un emblema del “Tren del Norte” y del futbol nacional, al ser el primer pinolero en fichar por un club europeo, el SC Rheindorf Altach de Austria. 

  • 43 tantos anotó el Real Estelí durante el Torneo de Clausura, tres menos que en el Apertura y entre ambos torneos aceptó 18 goles, para una diferencia de +71.

Ahora, Chavarría parece ser el siguiente jugador nicaragüense que alcance el objetivo que muchos futbolistas se trazan, pero que pocos logran. A sus 22 años, “Carlitín”, como le llaman sus amigos, revela que disfruta el momento que está viviendo, pero no le sorprende estar en esta situación, pues se ha empeñado mucho durante varios años para ganarse un lugar en el equipo nacional y su club.  

“Sin hacer alarde, siempre supe que estaría en este lugar. Trabajé demasiado desde las categorías inferiores para ser parte del equipo grande del Estelí. Ahora tengo que mejorar en muchos aspectos, con mucha humildad, porque eso es importante. Día a día hay una experiencia nueva de la que rescato una moraleja”, confió, motivado con la idea de construir una historia de éxitos en el balompié nacional. 

Alumno y maestro

Con el partido de ida de la finalísima asomando a la vuelta de la esquina, Chavarría espera que sus compañeros lleguen en la mejor forma posible; no menosprecia a la UNAN, aun cuando los pronósticos están del lado de su equipo. Agradecido con la experiencia de compartir en el campo y en sus actividades cotidianas con Wilson y Galeano, “Chava” tuvo halagos para ambos; y confía en que puedan conectarse, como lo hicieron durante todo el Torneo de Clausura, para lograr el boleto a Liga de Campeones. 

“Compartir con Galeano y Wilson es enriquecedor. El entendimiento que hemos ganado ha sido importante. Admiro enormemente a Wilson, él es un jugador luchador, que sabe apoyar a los más jóvenes y es un histórico de este equipo y del futbol nacional. Veo al Real Estelí en la ‘Concachampions’. Le daremos esa alegría a nuestra afición que ha estado en los malos y buenos momentos apoyándonos”, refirió.

  • 22 anotaciones logró Luis Manuel Galeano, siendo el máximo artillero del Campeonato de Futbol Nacional de Primera División.

Chavarría, cuyo juego se caracteriza por el regate, la intuición, los desbordes veloces, la pegada, los pases de tacos y trucos semejantes, atribuye el desarrollo de sus habilidades a su insaciable deseo por destacar y lo está consiguiendo. Es difícil calibrar qué pasa por la cabeza de Chavarría, pero lo cierto es que por su cerebro transitan muchas ideas. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus