•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En cierta ocasión escuché a un profesor de filosofía decir que “en la vida hay tres cosas que no vuelven: la piedra lanzada, la palabra dicha y las oportunidades”. De esta última, creo que todavía hay duda, sobre todo tras conocerse que los Reales de Kansas City volvieron a llamar a Cheslor Cuthbert, que apenas el viernes pasado había sido devuelto a Triple A, tras haber tenido un primer chance para mostrar su avance y madurez este año. Ahora, la oportunidad de seguir convenciendo y de continuar exhibiendo sus capacidades sí volvió al pelotero costeño, que debe aprovecharla al máximo.

Esta vez, la lesión del jardinero Alex Gordon, que estará por 15 días en la lista de lesionados de los Reales, fue la razón por la que Cheslor recibió la posibilidad de regresar a las Grandes Ligas, más pronto de lo que cualquiera haya podido imaginar. 

Genera confianza  

Este retorno de Cuthbert es un claro indicativo de la gran confianza que ha logrado generar en Ned Yost, mánager de Kansas City. El mismo hombre que dijo hace unos días que había sido una decisión difícil enviar al pelotero costeño a los Cazadores de Tormenta de Omaha, equipo sucursal Triple A de los Reales. Declaraciones que denotan la buena forma por la que es visto el nicaragüense por el timonel.

Por otro lado, ese constante ir y venir de Cheslor a Las Mayores es un factor que deja en evidencia lo útil que lo consideran para el equipo. Además, refleja que los dirigentes del equipo, incluido el timonel, están conscientes de que el muchacho, trabajando con más esfuerzo en hacer ajustes ofensivos, representa un material de gran valor, sobre todo por sus habilidades defensivas.

Pese a no causar un asombro sin límites con sus actuaciones, haciendo poco ruido con su accionar madero en mano, Cheslor ha logrado generar la confianza necesaria para ser la primera opción de los Reales cuando se necesita traer a alguien desde las filas del equipo de Triple A. Cuando lo llamaron por primera vez este año, él estaba agigantado en esa categoría, demostrando que está sobrado para permanecer en esa categoría y es precisamente por eso que vuelven a llamarlo, porque su nivel es el de un Grandes Ligas. Es cierto, no es explosivo en el cajón de bateo, sin embargo ha demostrado que tiene el material para convertirse en un bateador estable y promedio. Por otro lado, esa insistencia en que Cheslor debe mejorar su forma de jugar en la segunda base, es otra razón que apoya el argumento que Kansas City tiene planes con el nica.

  • 13 juegos disputó Cheslor Cuthbert durante su primera estadía en las Grandes Ligas, en la actual campaña.

Si confían en su talento, ¿por qué lo bajan constantemente? Los Reales tienen un equipo de mucha calidad, sobre todo en el cuadro interior, cubierto por infielders talentosos, que además han demostrado ser importantes desde el home plate. Con todo su equipo completo, Kansas City considera que Cheslor no podría ser titular, por lo que prefieren mantenerlo activo en Triple A, creyendo que es lo mejor para el muchacho, que con apenas 23 años debe permanecer en un proceso de constantes ajustes y de mucha actividad. Ellos creen en el talento de Cuthbert, pero también creen que debe mejorar, que no es el tiempo.

Te interesa: Cheslor y J.C., en el valle de la incertidumbre

¿Dónde jugará?

Cheslor llega para ocupar el puesto de Alex Gordon en la lista de 25 jugadores de los Reales, pero no ocupará su posición, pues esa le corresponde disputársela a Jarrod Dyson y Whit Merrifield. De acuerdo con el mánager Ned Yost en una entrevista a medios estadounidenses, el nica llega para jugar la tercera base, que es su posición habitual, y la segunda base, donde ha empezado a probarse.  

Las actuaciones de Cheslor en esta segunda estadía en Las Mayores, en el 2016, no serán tan constantes como en la primera, pero sí se podrá verlo, al menos hasta el regreso de Gordon, tener acción en busca de mantener la confianza, mejorar su juego y proyectar aún más. Él puede, tiene el material para lograrlo, pero todo a su tiempo, y los Reales lo saben. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus