•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando recuerdo mi infancia, las primeras imágenes que vienen a mi mente son las de jugar en el barrio, una pelota de calcetín, con unos guantes de cartón. El beisbol era un hobby, nunca imaginé que iba a vivir de este deporte, miraba las noticias, pero nunca creí que yo sería noticia. Pero del beisbol estoy formando un futuro mejor para mi familia. A partir de los 15 lo tomé en serio cuando me fui a El Salvador.Erasmo anhela ir al Juego de Estrellas este año.

En Nicaragua, en todas las Academias me decían que era muy chiquito, nunca me dieron la oportunidad de demostrar nada. Hasta que llegó el señor Moisés Santiago y me hizo el conecte con una academia de El Salvador. Allá me garantizaron mi beca, si no alcanzaba mi sueño, al menos iba a ser un profesional. Tras 24 meses en ese país, a mis 17 años, salió la firma con los Marineros de Seattle.

En los Marineros aprendí mucho. En Tampa me he desarrollado como persona. En Seattle pasé hambre, apuros, porque fue desde las Ligas Menores. Allí dormía feo, comía poco, tenía que estar listo todos los días, pichar con dolor en el cuello, la espalda, era difícil.

Hubo momentos en los que lloré, pero no fue por comida ni dormida, sino porque tenía dos juegos seguidos que no pasaba del segundo episodio. Los peores equipos me mataron, me entraron feo, me hicieron sentir mal, dudé de mí mismo, dudaba de mis picheos. Pero me dieron la oportunidad en Tampa, ahora me vale ser de la rotación o relevo, lo que me importa es enfrentar bateadores.

Sorprendido

El buen momento que estoy pasando esta temporada con los Rays de Tampa Bay es algo que ni yo me imaginaba, de tener tantas oportunidades de entrar como relevista en situaciones apretadas y como dicen, resolverle al equipo que es lo más importante. Esto ha sido de mucha alegría no solo para mis familiares, también para toda Nicaragua a la cual represento. Mi idea es seguir trabajando duro, jonrones le dan a todo mundo, yo no soy la excepción, lo importante es que siga trabajando y ver cómo puedo evitar las anotaciones por medio del cuadrangular.

Creo que la razón de mi éxito es por la confianza que he tomado y que el equipo ha puesto en mí desde el año pasado. A pesar de que tuve un mal inicio, Tampa me dio la oportunidad de iniciar como relevista, después finalicé la temporada como abridor. Eso me ayudó a subir mi autoestima, ahora en este 2016 quiero lucir bien, dar todo de mí y ejecutar los picheos. No he hecho muchos ajustes en mi mecánica de lanzar, todo ha sido en lo mental, enfocarme en no prestarle atención al bateador ni al equipo que tenga enfrente.

¿Si quiero volver a ser abridor? Claro que sí, eso continúa ahí, sigo entrenando, corriendo, buscando mantener mi resistencia para no perderla. Aunque no soy abridor actualmente debo tirar tres episodios, incluso hasta cuatro, siempre me adiestro como abridor. Estamos esperando si nos dan esa oportunidad.

Amante a los videojuegos

Respecto a mi vida personal estoy soltero, le fui sincero a mi exnovia, ahora somos amigos, estoy enfocado en mi familia y el beisbol, lo demás llegará a su tiempo. Primero tengo que cuidar mi carrera, hacer mi dinero, poder construir mi casa, la novia no me va a ayudar en eso.  Por el momento me siento tranquilo, ahorrando, viendo si compro tierras (fincas, propiedades). Tal vez invierto en siembra o ganado. Aquí en Estados Unidos trato de gastar lo menos posible aunque sé que debo salir, tampoco voy a pasar encerrado. No debo descuidarme, saber que ha como llega el dinero se puede ir, no estoy tan loco, estoy tranquilo, no quiero volverme una persona que todo lo que ve lo compra.

En mis tiempos libres fuera de los terrenos de juego suelo dormir mucho, comer, tal vez reunirme con los amigos si están cerca. A veces me les pego porque se ponen a cocinar. En la noche, sí tengo videojuegos, allí estoy en la casa, trato de matar el tiempo con cosas tranquilas. Durante los días de juego, el tiempo es corto, uno se levanta, se baña, y a las 1:30 p.m. debes estar en el Estadio, donde pasas hasta la media noche muchas veces.

Me gusta el PlayStation 4, también el X-box. Tengo todos los juegos, Street Fighter, carrera de autos, tengo beisbol toda la temporada del 2016. Me escojo a mí mismo, tengo un sinker encendido en PlayStation, estoy viendo cómo agarrarle para tirarlo aquí. También los juegos de guerra me gustan como Call Of Dutty, ¡diablos! me matan esos juegos, paso horas frente al televisor. Con los amigos en realidad busco distraerme.

Sus anhelos

¿Cuál es mi próxima meta? Sueño con ir a un Juego de Estrellas, sé que muchos son los llamados y pocos los escogidos, pero me gustaría representar a Nicaragua, que vean que sí se puede. La temporada es larga, lo importante es hacer el ajuste sobre los jonrones, si lo hago, tengo más posibilidades de ir.

Este año espero ganar más de 10 juegos, mantener una consistencia. Pensar de que no solo voy a estar de relevo, tener mis chances de abrir, ya sea en Tampa o en otro equipo porque no sabemos si me pueden cambiar. Quiero estar sano toda la temporada, es lo más importante, gracias a Dios estoy saludable.

Este relato de Erasmo Ramírez se construyó a partir de una entrevista concedida a El Nuevo Diario en Miami, durante la serie Tampa vs. Marlins.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus