•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La UNAN–Managua demostró a lo largo de la recién finalizada temporada, que estaba preparada para competir contra los equipos históricamente establecidos en la Primera División. Se consagró como campeón del torneo de Apertura, y aunque no avanzó a la final del Clausura, se ganó el derecho de disputar una finalísima contra el monarca de ese certamen, para definir quién sería el Campeón Nacional y representante de Nicaragua en la próxima edición de la Liga de Campeones de la Concacaf.

Sin embargo, el conjunto universitario quedó manos arriba, luego que la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf), anunciara el lunes que el Real Estelí, campeón del Clausura, sería el designado para jugar en la “Concachampions”, estableciendo que el sistema de competencia otorga un cupo para Nicaragua al club que mayor cantidad de puntos acumule durante la temporada (suma de Apertura y Clausura), siendo efectivamente el equipo norteño el que más puntos sumó (86).

No obstante, la decisión de Concacaf contrasta y atropella las bases de competencia que la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut) había determinado antes de que comenzara la temporada. Según el reglamento para el campeonato nacional de Primera División, en su artículo 48, establece que será el Campeón Nacional, quien participe en la Liga de Campeones. Al haber campeones distintos entre torneo de Apertura y Clausura, ambos equipos definirían al monarca absoluto a través de una finalísima, lo cual Concacaf no reconoce.

“Esta es una preocupación de todos los equipos de Primera División, porque pudo ocurrir con cualquier club. Ya es momento de poner un alto. Hay unas bases de competencia que rigen este campeonato y se deben de respetar. Nosotros como institución seria y respetuosa del reglamento de Fenifut, hemos cumplido a cabalidad con cada uno de los artículos del reglamento. Nos mantuvimos siempre a la espera de que realmente fuera así (el sistema de competencia) hasta que nos enteramos que Concacaf decidió que era Real Estelí que participaría en la competencia, por eso nos dirigimos a Fenifut para que nos aclararan la situación”, manifestó Wilbert Altamirano, presidente del equipo académico.

“El gerente del Real Estelí (Helmuth Hurtado), nos hizo un pronunciamiento en el que reafirmaba que ellos participarían en la Liga de Campeones y que Concacaf es el que rige el campeonato. Pero nosotros creemos que Fenifut merece respeto ante ese organismo, porque el torneo nacional se rige bajo las bases que cada federación estipula y Concacaf lo debe respetar”, sostuvo el regente de la institución universitaria, esperanzado en que la federación resuelva el conflicto a brevedad.

Contradicciones

Ante el reclamo del campeón del Apertura, el secretario general de Fenifut, Ildefonso Agurcia, se pronunció en defensa de la federación, restándole culpabilidad basado en una serie de comunicados, en los que demuestra que Fenifut informó a Concacaf del sistema que usarían para el campeonato nacional. “Lo que me argumentó Ildefonso Agurcia, fue que Fenifut notificó a Concacaf que el campeonato se iba a regir bajo esas aristas, sin embargo, Concacaf señala que Fenifut notificó, pero hasta en julio y que ellos (Concacaf) habían establecido los parámetros en junio del año pasado e hicieron la convocatoria”, dijo.

“Por tanto, el reglamento de Fenifut sería válido hasta el próximo campeonato. Lo extraño es que Agurcia me argumenta que no hay bases de competencia 2015-2016 de Concacaf, toda esa parte nos deja una telaraña, no sabemos dónde coger. Me mencionaron dos nombres, Matthias Telematic y Gino Rullo, que son los encargados de la parte de competencia de la Concacaf y que ellos les dijeron que aunque Fenifut haya tenido unas bases de competencia, Concacaf rige otras para el campeonato y que ellos no participan bajo las reglas de Fenifut. Desde ahí se ve la incomunicación entre ambas partes, siendo la federación de Nicaragua un asociado y no respetan eso”, lamentó Altamirano.

Exige rigidez

El regente del club académico, propuso a Fenifut dos alternativas para que solucionen el conflicto y definan al campeón absoluto; que a la postre debería ser el que participe en la “Concachampions”.

En vista de este enredo, nosotros (UNAN) le damos dos opciones a Fenifut; primeramente que se realice un partido de finalísima, si es que el inconveniente de Concacaf es por un asunto de fecha y que ahí se decida quién representará a Nicaragua”.

“La otra, que la Fenifut no avale al Real Estelí para que participe en el torneo y que haga respetar las bases de competencias que establecieron para este certamen del futbol nacional. Si Concacaf insiste, le pedimos a la federación que se pronuncie ante FIFA y que agote las instancias correspondientes. Si FIFA comparte criterio con Concacaf y mantiene que es el Real Estelí el clasificado, por favor le rogamos a Fenifut que se haga valer como federación y que no siga incurriendo en situaciones anómalas como la que está ocurriendo ahora”, aseveró el dirigente.

A pesar del amargo momento que pasan, los directivos de la UNAN están dispuestos a jugar los partidos de la finalísima que están programados para el próximo 29 de mayo, correspondiente a la ida en el Estadio Independencia y el 4 de junio, en el Estadio Nacional de Futbol, ambos a las 7 de la noche. “Nosotros somos responsables y acatamos las indicaciones que se establecen. Si en algún caso da paso la propuesta que la UNAN hizo a Fenifut de un partido para definir al campeón, ya solicitamos que el juego se haga en un estadio neutral, eso ya lo valoraría Fenifut”, ambientó Altamirano.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus