•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El español Rafael Nadal, nueve veces campeón de Roland Garros y cuarto favorito de la actual edición, se retiró ayer del torneo debido a una lesión en la muñeca izquierda, pero confía en estar recuperado para estar en los Juegos de Rio-2016.

"Es un problema que tenía al llegar y que ha empeorado aquí", declaró el número 5 mundial en una conferencia de prensa de urgencia. Tras ganar el jueves al argentino Facundo Bagnis, tenía que jugar el sábado la tercera ronda frente a su compatriota Marcel Granollers.

Nadal, que advirtió que era una de las comparecencias más duras de su vida, se sentó ante los periodistas muy afectado y con una protección azul en su muñeca izquierda.

"Ayer jugué con la muñeca dormida. Muchas veces he ido al límite con el dolor pero Ángel (Cotorro, su médico) no me ve capaz de jugar, no me puede dormir la muñeca cinco días más", explicó en referencia a los cinco partidos que necesitaría para volver a ganar el torneo.

Tocado desde Madrid

"No es algo nuevo, desde Madrid y el partido ante Joao Sousa tengo este dolor. Había disminuido en Roma. Aquí he ido a peor cada día, en un momento dado no podía pegar mi golpe de derechas", continuó.

"Tengo la vaina del tendón que está sufriendo, que está inflamada. Si se me rompe son meses fuera de la competición y lo que tengo ahora son varias semanas. He hecho todo lo posible, al límite de mis posibilidades", señaló el español, muy afectado tras la decisión adoptada.

El director del torneo, Guy Forquet, siguió la comparecencia de Nadal entre los periodistas y luego tomó la palabra.

"Rafa es el jugador más grande de la historia del torneo, su retirada es una gran pena. Quería jugar mañana (hoy), esperar y no hacer este anuncio, pero su entorno le ha dicho que no juegue porque corre riesgo de que el tendón se rompa. Estamos tristes, pero lo que cuenta es su salud", señaló el antiguo tenista.

Alrededor de un mes

Nadal, cuya carrera ha estado salpicada de lesiones de gravedad, descartó una larga baja en esta ocasión.

"Confío en que en una semanas o en un mes pueda estar solucionado, no es como cuando tuve los problemas de rodilla, que no se veía el final a los problemas, ahora hay un diagnóstico y un tiempo de estar parado. Sé que es algo que no me tendrá tres meses fuera del circuito", dijo.

Según los cálculos del jugador, su participación en los Juegos de Rio de Janeiro, en los que será el abanderado del equipo español, no corre peligro. Tiene previsto participar en el cuadro individual, en el de dobles y en el de dobles mixto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus