•   Milán  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El triunfo del Real Madrid, este sábado en la final de la Liga de Campeones ante el Atlético de Madrid (1-1, 5-3 en penales), sirvió para acabar con la maldición blanca en el estadio de San Siro (Milán) y limpiar el nombre de la 'Quinta del Buitre'.

El imponente estadio de San Siro era hasta ahora recordado por la afición madridista por ser el escenario de la derrota más abultada de su historia en la Copa de Europa: un humillante 5-0 ante el Milan.

Fue en la temporada 1988-1989. El Real Madrid arrasaba en España (iba camino de su cuarto campeonato consecutivo) y era el principal candidato a un título europeo que hacía más de dos décadas que no lograba.

Aquel Real Madrid entrenado por el holandés Leo Beenhakker estaba construido sobre la base de la llamada "Quinta del Buitre", un grupo de jugadores liderado por Emilio Butragueño, formados en la casa, que marcaría una época en la historia del club.

Además del 'Buitre' y de los otros integrantes de esa camada (Míchel, Rafael Martín Vázquez y Manolo Sanchís, ya que Miguel Pardeza fue el único que no triunfó de blanco), había jugadores que marcaron la historia de la Liga, como el delantero mexicano Hugo Sánchez, el centrocampista alemán Bernd Schuster o los españoles Paco Buyo y Rafael Gordillo.

Pero el equipo blanco se topó contra un Milan al que su joven técnico Arrigo Sacchi estaba acabando de pulir lo que sería después uno de los equipos más determinantes del fútbol europeo, formado por una base de grandes jugadores italianos (Franco Baresi, Paolo Maldini, Carlo Ancelotti y Roberto Donadoni entre otros) y tres holandeses determinantes: Frank Rijkaard, Ruud Gullit y Marco van Basten.

Tras el empate a uno en el Bernabéu, el Real Madrid sufrió aquel 19 de abril de 1989, en la vuelta de las semifinales de la Copa de Europa, la mayor derrota de su historia en Europa (5-0).

Fue el principio del fin para la "Quinta del Buitre", que al año siguiente volvió a ser eliminado por el Milan, esta vez en octavos y perdiendo de nuevo en San Siro. Al final de aquella temporada 1989-1990, Martín Vázquez dejó el Madrid con destino al Torino y la "Quinta" dijo adiós definitivamente a su sueño europeo.

San Siro es hasta ahora, además, el estadio europeo donde más veces ha perdido el Real Madrid: 10 derrotas y cinco empates en sus 15 visitas (contando la de este sábado).

Pero este empate en la final de Champions tiene sabor a victoria y San Siro será recordado a partir de ahora como el escenario de la 'Undécima' y los fantasmas no serán más que una parte del pasado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus