•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Warriors hicieron efectiva una emboscada de33 puntos en el cuarto periodo, tras haber perdido los anteriores y apretaron el cuello del Thunder venciéndolos 108-101, con el aporte oportuno de Stephen Curry. El drama se extiende al límite, cuando en el séptimo encuentro ambos quintetos definan al campeón de la División Oeste y retador de los Cavaliers, monarcas del Este, en la Serie Final de la NBA.Los Warriors de Golden State.

El derrumbe ofensivo de Oklahoma en el último cuarto y la efectividad de los “genios” de Golden State, liderados esta vez por Klay Thompson, quien aportó 41 puntos al encestar 11 triples de 18 intentos, nueva marca en los playoffs, más Curry, quien se quedó a las puertas de un triple-doble con 29 tantos, 10 rebotes, nueve asistencias y recuperó balones, le dio vida a los Warriors, que desvaneció el 3-1 en contra y ahora amenaza con coronarse en territorio ajeno.

El pívot Draymond Green también consiguió un doble-doble de 14 puntos, 12 rebotes, seis asistencias y recuperó tres balones. ¿Quién lo diría? Seguramente al ver a Golden contra la pared nadie habría pronosticado un resurgimiento tan sorprendente. En esta posición, no solo es valido creer que se repetirá la final del año pasado, también es oportuno considerar nuevamente a los Warriors favoritos para repetir el título. Anoche, Curry y compañía jugaron con agallas, impulsados por el bombeo sanguíneo de sus corazones.

Los Thunder tuvieron al alero Kevin Durant como el líder encestador al lograr 29 puntos, pero falló 21 de tiros de campo, mientras que el base Russell Westbrook aportó un doble-doble de 28 tantos, 11 asistencias, capturó nueve rebotes y recuperó cuatro balones. Los nervios y las imprecisiones hicieron mella en el Thunder, que ahora se coloca nuevamente la etiqueta de no favorito, aún cuando en los juegos anteriores exhibieron un juego demoledor. Dejar con vida a Golden podría resultarles caro.

Por OKC destacaron como siempre los astros Kevin Durant, con 27 puntos y siete capturas, y Russell Westbrook, con 28 cartones, nueve tablas y 11 asistencias, también a un servicio de un ´triple-doble´.

A diferencia de los partidos anteriores, el juego de anoche se disputó con intensidad y las diferencias en cada periodo fueron mínimas, excepto el último cuarto. El Thunder acabó el primer tiempo 23-20 y los dos sucesivos 30-28 y 30-27, antes de caer 33-18, sorprendentemente. Esa canasta de Thompson desde la línea de tres, ejecutada con elegancia, dibujando una parábola para encestar sin que el balón rozara el aro, cuando el juego estaba empatado a 99 puntos, lo cambió todo.

Una jugada defensiva después de Draymond Green al arrebatarle el balón a Westbrook, y un enceste decisivo con 14,3 segundos por jugar de Curry, selló el triunfo finalmente (108-101) de los campeones defensores, que forzaron así un séptimo partido el próximo lunes en los predios de Oakland.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus