•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El suizo Stan Wawrinka no logró espantar las dudas que pesan sobre su juego en la búsqueda por renovar su título de Roland Garros, mientras que el británico Andy Murray parece haber encontrado su instinto.

Wawrinka se dejó otro set contra el serbio Viktor Troicki, 7-6(5), 6-7(7), 6-3, 6-2, pero aclaró que su objetivo no es buscar la plasticidad de los golpes, sino ganar los partidos.

Tras haberse visto obligado a remontar dos mangas en su debut en París frente al checo Lukas Rosol, de nuevo dejó entrever que no encuentra el demoledor golpe que le llevó el año pasado a levantar la Copa de los Mosqueteros.

Mientras lo busca, sigue avanzando rondas y con la de ayer suma siete triunfos consecutivos, ya que antes de venir a París se anotó el torneo de Ginebra.

A sus 31 años, el helvético disputará sus terceros cuartos de final sobre la tierra batida parisiense y tiene una buena oportunidad para lograr sus segundas semifinales, puesto que su rival será el español Albert Ramos, una de las sorpresas del torneo, 55 del mundo y al que ha derrotado las seis veces que lo ha tenido enfrente, la última precisamente la semana pasada (6-1, 6-1).

Pero el tenista español ha encontrado en París un elevado nivel de juego que le ha permitido eliminar a dos cabezas de serie, el estadounidense Jack Sock y, sobre todo, el canadiense Milos Raonic, octavo favorito, al que ayer derrotó por 6-2, 6-4 y 6-4.

Sigue firme 

Quien sí parece haberse reencontrado con su mejor versión es un Murray que, tras remontar dos sets en sus dos primeros partidos, sumó frente al estadounidense John Isner su segundo triunfo consecutivo en tres mangas, 7-6(9), 6-4 y 6-3, para disputar sus sextos cuartos de final en París.

La paciencia que demostró para contrarrestar los cañonazos del gigantón estadounidense mostraron que el escocés ha recuperado la sangre fría que le llevó a ganar el Masters 1.000 de Roma tras vencer en la final al serbio Novak Djokovic, número uno del mundo.

Murray tiene la trayectoria adecuada para ganar el torneo que marcan los cánones, de menos a más, lo que se suma que su juego en tierra batida ha subido muchos enteros y le sitúan como el principal obstáculo para que “Nole” levante su primera Copa de Mosqueteros.

  • 3 mangas necesitó Murray para vencer a John Isner y avanzar a la siguiente ronda.

El escocés tiene por delante un duelo a su alcance contra el francés Richard Gasquet, contra quien no pierde desde 2012 y al que ha ganado 7 de los diez duelos.

Murray ya le ha vencido en las cuatro ocasiones en las que se han medido en Grand Slam, dos en Wimbledon y dos en este mismo escenario, en 2010 y en 2012.

Pero el francés, último representante del país organizador todavía en ruta en el cuadro individual, juega con el aliento del público, un arma del que no se privó para lograr su primera clasificación para cuartos de final contra el japonés Kei Nishikori, quinto favorito, 6-4, 6-2, 4-6 y 6-2.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus