•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El piloto británico de la escudería Mercedes, Lewis Hamilton, se impuso ayer en el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, logrando su primera victoria de la temporada (44ª desde su debut en la Fórmula 1), mientras que el mexicano Sergio Pérez (Force India), 3ª, subió por primera vez esta temporada al podio, precedido por el australiano Daniel Ricciardo.

Tras una sesión clasificatoria el sábado en la que se vio perturbado por un problema de motor que relegó a la segunda línea de la parrilla de salida, el vigente campeón del mundo estrenó su palmarés en 2016 tras una carrera accidentada y cuya salida quedó neutralizada por la presencia del coche de seguridad debido a la lluvia constante que convirtió la pista en un terreno deslizante.

Hamilton, que solo realizó una parada en boxes (para cambiar de neumáticos en la vuelta 31), se vio favorecido por una descoordinación entre Ricciardo y su equipo, que no estaba preparado para cuando el australiano entró por segunda vez en boxes.

“Ellos me llamaron, deberían haber estado preparados”, se quejó Ricciardo. “No comprendo lo que ha pasado. Son ya dos carreras consecutivas, es duro de aceptar”, añadió el australiano sin mostrar su habitual sonrisa, y aludiendo a la diferente estrategia elegida en España para él respecto a su compañero y a la postre ganador en Barcelona, Max Verstappen.

Hamilton se benefició además de la clemencia de los jueces de carrera, que no le sancionaron por un paso fuera de pista, en la chicane, cuando estaba siendo perseguido por Ricciardo.

“Fallé en la frenada, y me encontré sobre la parte mojada de la pista, y después estuve como sobre el hielo, hice lo que pude”, intentó justificarse Hamilton, de forma no muy convincente. 

El propio Hamilton calificó de “fenomenal” el fin de semana de Ricciardo, unas palabras que será difícil sirvan de consuelo al australiano.

Pérez vuelve al podio 

Hamilton “cometió un error, recortó por la chicane (...) No sé ni siquiera si ha habido una investigación por parte de los comisarios”, indicó Ricciardo en conferencia de prensa.

La dirección de carrera consideró “no punible” la acción minutos después de producirse, y antes del final de la carrera.

El podio fue completado por el mexicano Pérez, que realizó una carrera perfecta, y que superó a dos excampeones del mundo como Sebastian Vettel (Ferrari) y Fernando Alonso (McLaren-Honda), logrando el primer podio esta temporada.

“Un podio en Mónaco es un momento muy especial. Es una de mis mejores carreras, especialmente cuando ves las difíciles condiciones de hoy (ayer): había que estar muy concentrados, ya que era fácil cometer un error”, resumió el mexicano.

Pérez había logrado su mejor clasificación en 2016 con el séptimo puesto las dos semanas en España, y se da la casualidad que en las cuatro últimas carreras ha mejorado los resultados de la anterior.

“Estoy extremadamente contento. Es un resultado fantástico, una carrera que recordaré durante mucho tiempo, seguramente una de las mejores de mi carrera en la Fórmula 1”, añadió.

Los españoles Fernando Alonso (McLaren) y Carlos Sainz (Toro Rosso), finalizaron en quinta y séptima posición respectivamente.

Hamilton, merced a su 44ª victoria en F1, se acercó a 24 puntos de su compañero Nico Rosberg, que se mantiene líder del Mundial pase a su séptima posición en Mónaco.

Un Rosberg penalizado por problemas mecánicos desde el inicio del Gran Premio, se quedó sin conseguir un cuarto triunfo consecutivo en el Principado. 

El vigente subcampeón del mundo habría sumado dos puntos más de no haber sido adelantado en línea de meta por su compatriota y homónimo Hulkenberg, compañero de Pérez en Force India.

El gran circo de la Fórmula 1 vivirá su próxima parada el 12 de junio en Canadá, en uno de los circuitos preferidos de Lewis Hamilton, ubicado en la Isla de Notre Dame (Nuestra Señora) en Montreal. Hombre de convicciones religiosas, allí podrá encender una vela a los dioses de la Fórmula 1, que le favorecieron en su victoria en Mónaco

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus