•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La selección argentina espera ansiosamente a su estrella Lionel Messi, en duda para el debut, mientras se prepara para su gran objetivo, casi una obsesión, de terminar en la Copa América Centenario con una racha de 23 años sin títulos.

El plantel dirigido por Gerardo 'Tata' Martino se entrenó la mañana de este jueves en el predio de la Universidad Estatal de San José (California, oeste de Estados Unidos) con vistas al primer partido ante Chile el lunes en la vecina Santa Clara, constató un periodista de la AFP.

Ángel di María (PSG francés), Sergio Agüero (Manchester City inglés) y Gonzalo Higuaín (Nápoles, Italia) efectuaron trabajos con pelota junto con sus compañeros, mientras el volante Lucas Biglia (Lazio, Italia), lesionado y en duda para la Copa, trotaba alrededor del campo de juego.

Sin embargo, la gran incógnita pasa por Messi, en España este jueves donde declaró en una causa por evasión fiscal, y disminuido físicamente por un golpe en la zona lumbar sufrido el viernes pasado en un amistoso ante Honduras (1-0, gol de Higuaín) en el que debió ser reemplazado. La 'Pulga' debería llegar a California el viernes, según un vocero de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

Las noticias sobre su estado físico son a cuentagotas y, como suele ocurrir en estos casos, hay muchos rumores. El que más suena dice que Messi no sería de la partida en la revancha con Chile, el actual campeón, que derrotó por penales a la albiceleste en su casa en la final de la Copa América-2015.

"Si sigo así, no llego a jugar contra Chile. Vamos a ver cómo evoluciono", afirmó la 'Pulga' a su círculo íntimo, según cita la prensa argentina este jueves.

Desde el cuerpo técnico hay una certeza y es que no se arriesgará al astro de manera innecesaria. Pensando a mediano plazo, Argentina puede permitirse dar descanso a Messi en el debut. 

Juego de contrastes

La calma y el sol californianos en el entrenamiento en San José contrastaban con lo que vivía horas antes Messi a miles de kilómetros de distancia, en un tribunal en Barcelona, en el que se presentó junto a su padre Jorge Horacio, también acusado, en una causa por fraude de 4,16 millones de euros.

"Yo me dedicaba a jugar al fútbol, confiaba en mi papá y en mis abogados y no tenía ni idea de nada", sostuvo el crack del Barcelona. En el cuerpo técnico, no solo preocupa el estado físico del cinco veces balón de oro de la FIFA, sino también su moral por esta cuestión judicial.

Al tema Messi, se suma la crisis que atraviesa la AFA a causa de una lucha por poder y el rechazo a una intromisión del gobierno denunciada por altos dirigentes.

Por todo esto, el favoritismo de Argentina es relativo

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus