•   Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Bélgica forma parte de los candidatos al título europeo si se tiene en cuenta su segunda plaza en el ránking de la FIFA. Los Diablos Rojos alcanzaron los cuartos de final del último Mundial (eliminados por 1-0 por Argentina) y han ganado en madurez desde ese primer torneo disputado por la generación dorada (Hazard, Courtois, De Bruyne, Lukaku) dirigida por Marc Wilmots. En primera ronda, la tarea de los belgas no será simple en un grupo compuesto también por Suecia, Italia e Irlanda.

El técnico Marc Wilmots, que llegó en mayo de 2012, es el constructor de este equipo. Antes de él, ni Dick Advocaat, ni Georges Leekens llegaron a explotar el talento de esta generación talentosa.

Francófono pero también flamenco parlante en un país en que la cuestión linguística es muy sensible, Wilmots es regularmente objetivo de los medios de comunicación, sobre todo flamencos, que critican presuntas lagunas tácticas. El seleccionador encaja los golpes y sigue su camino respondiendo a menudo con humor en las ruedas de prensa.

Bélgica puede contar con varios jugadores de clase mundial (De Bruyne, Courtois) pero es Eden Hazard el que focaliza la atención. Mejor jugador de la Premier en 2015, Hazard decepcionó en 2016 debido a lesiones y malas actuaciones de su club.

Pero sigue siendo el líder técnico de los Diablos Rojos aunque no ha brillado tanto todavía con la selección. "Voy a hacer una gran Eurocopa y todo el mundo olvidará mi mala temporada", ha anunciado.

Una de las bazas de este equipo es que es una banda de amigos que se lo pasa bien en el campo.

Son varios los jugadores que militan en grandes clubes del continente, comenzando por el guardameta Thibaut Courtois (Chelsea), sin duda unos de los mejores en su puesto en el mundo. El potencial ofensivo belga es también impresionante con los Hazard, De Bruyne, Lukaku, Carrasco y Origi.

Hombres como Fellaini o Nainggolan también han adquirido una gran experiencia internacional.

La defensa plantea problemas con la baja de Vincent Kompany, el capitán emblemático del equipo, debido a una lesión (la quinta en su haber esta temporada) en los aductores. Ofensivamente, pese a un potencial innegable, Bélgica tiene a menudo dificultades para resolver los partidos ante equipos que se cierran.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus