•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los jugadores y el cuerpo técnico de Panamá gritaron ayer los dos goles de la victoria por 2-1 sobre Bolivia, en la Copa América Centenario, como propios de unos campeones del mundo, dijo el entrenador Hernán Darío Gómez.

“Era mucha emoción, porque fue el primer partido de Panamá en Copa América. Era mucha alegría. Ni en la eliminatoria mundialista gritamos así. Gritamos como campeones del mundo”, dijo Gómez luego del histórico partido.

Por esa razón, añadió, “teníamos ganas de llorar, de abrazarnos” después del silbatazo que marcó la victoria sobre la escuadra boliviana.

Panamá se impuso con un doblete del experimentado Blas Pérez, en el partido que debutaba en ediciones de la Copa América, y ahora tiene por delante una tarea de gigantes, ya que aún se enfrentará a Argentina y Chile por el grupo D.

En la opinión de Gómez, fue precisamente la “emoción” de estrenar en el más antiguo torneo de selecciones lo que llevó a los jugadores a abandonar la disciplina táctica que había mostrado en el primer tiempo, cuando dominó las acciones.

“La verdad, esa emoción hizo que por momentos juguemos a punta de pelotazos para arriba, esa no es la idea. A mí no me gusta eso. Panamá tiene condiciones de jugar con la pelota en el piso, tratarla bien. Pero es natural, eran muchas cosas pasando por la cabeza de los jugadores”, comentó ‘Bolillo’ Gómez.

Su equipo, agregó el estratega colombiano, “tuvo momentos brillantes y momentos difíciles. Por eso, de cara a las eliminatorias mundialistas, esto me da claridad en algunas cosas y preocupación en otras”.

Hay que mejorar

El toque de pelota que Panamá mostró en el primer cuarto de hora y la velocidad en la transferencia de la pelota hacia la zona ofensiva, dijo Gómez, es de lo mejor que el equipo mostró en partidos recientes.

En tanto, la caída que el conjunto sufrió ante la presión boliviana, cuando el equipo pasó a pegar seguidos pelotazos en dirección al cielo, claramente dejaron frustrado al entrenador.

Gómez, no obstante, destacó que “Bolivia nos ha exigido mucho, es un equipo joven que muestra estar trabajando muy bien la recuperación de la pelota, que achica muy bien los espacios. Nos sirvió para ver que es necesario que Panamá no ‘caiga’ en un partido a causa de la presión”.

“Ahora tenemos un aluvión bravo, con Argentina y Chile. Vamos a analizar todo lo que hicimos y mejorar en lo que se pueda”, comentó.

  • 41 goles alcanzó el atacante Blas Pérez vistiendo el uniforme de la selección panameña, tras los dos tantos marcados a Bolivia. 

 

Para el experimentado entrenador colombiano, “Argentina, para mí, es uno de los mejores equipos del mundo, siempre es favorito en todos los torneos en que participa. Para jugar ante un equipo así hay que estar muy preparado, tener un juego altamente colectivo”.

¿Y cómo enfrentar a potencias como Argentina y Chile? «Haciendo lo que sabemos hacer mejor, que es ser muy ordenados tácticamente y tratar de jugar rápido. Tenemos que tener prudencia y respeto», respondió.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus