Harold Briceño Tórrez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras lo sucedido ayer en el juego que los Orioles de Baltimore le ganaron 4-1 a los Reales de Kansas City, nuestras plegarias no son un secreto: “Señor, por favor, el golpe que recibió ayer Cheslor Cuthbert que no sea peligroso, que el muchacho pueda seguir jugando, para que no pierda la oportunidad conseguida tras la salida por lesión de Mike Moustakas”. No es para menos, pues el pelotero costeño fue golpeado, mientras se barría en la segunda base, recibiendo un pelotazo en el codo derecho por el intermedista Jonathan Schoop. El pinolero no salió en la octava entrada a defender la tercera almohadilla. Es inevitable, las alarmas están encendidas. 

Antes del golpe, Cheslor iba de 3-1 en el juego y dejó su promedio en .263. Con el partido empatado a cero carreras en el segundo episodio, el pelotero isleño apareció por primera vez ante los envíos de Mike Wright, abridor de los Orioles. Paulo Orlando, que había conectado imparable, estaba en la primera almohadilla, cuando Cheslor, con cuenta de tres lanzamientos malos y un strike bateó un elevado hacia el jardín derecho. La bola fue capturada sin dificultades por el guardabosque Joey Rickard.

En la quinta entrada, con Wright todavía en el montículo, luciendo agigantado y dominante, Cuthbert apareció en escena, con la idea de descifrar al hasta entonces indescifrable abridor de Baltimore. Pero fue todo lo contrario, Wright lo arrinconó contra las cuerdas, poniéndolo en conteo de 0-2. Ante esa situación adversa, el nica se mostró disciplinado y paciente, logrando que la cuenta se emparejara 2-2. Sin embargo, tras un foul, se ponchó por vigésima vez en la actual temporada.

El dominio de Wright fue levemente alterado en la séptima entrada, cuando los Reales de Kansas City lograron fabricarle una carrera. En ese episodio, Cheslor llegó por última vez al cajón del bateo en el juego, pues tras quedarse en primera por imparable al jardín izquierdo, el costeño fue puesto out en la segunda base, y mientras se barría, el intermedista Jonathan Schoop le dio con la pelota en el codo derecho. El nica se quedó en el suelo, fue atendido por el médico del equipo y no entró a cubrir la tercera base en la siguiente entrada.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus