•  |
  •  |

Keyvin Lara tiene hambre, ambición y sueña con ser campeón mundial. La oportunidad de su vida es el 20 de julio en Japón, donde retará a Kazuto Ioka, monarca 112 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). El chinandegano tiene todos los pronósticos en contra, pelea en territorio enemigo, su rival tiene más experiencia, y es mejor técnicamente. Solo un milagro salvaría al nica.

Pero la historia del boxeo pinolero y el deporte en general está llena de esos impactos inesperados.

Pocos le daban chance a Eddie Gazo y fue campeón, Juan Palacios no fue una lumbre pero se convirtió en monarca interino, Adonis Rivas viajó a Las Vegas con el cartel de víctima y salió con las manos en alto, quitándole el cetro a Diego “Pelucho” Morales, y el caso más reciente de que los milagros ocurren, lo protagonizó Byron "El Gallito" Rojas, que destronó al sudafricano Hekkie Budler.

Lara tiene 15 días de estar reconcentrado en la capital bajo la dirección de Wílmer Hernández, preparador físico de Román “Chocolatito” González y quien está a cargo de mejorar las condiciones del chinandegano.

“Lara tiene muchas ansias de ganar y creo que se puede traer ese título del mundo. Ioka es tremendo peleador, pero no es invencible, Lara le puede ganar, tiene que salir con todo desde el primer asalto. Ioka a veces se queda parado y eso lo tiene que aprovechar Keyvin. Estamos trabajando mucho en la defensa de Keyvin. Tiene que pasar más golpes, ese aspecto le está costando un poco por la forma en que le enseñaron, es bien parado, pero aguanta mucho golpeo.

Nadie ha abrumado a Ioka, si Lara lo logra, las cosas pueden resultarnos positivamente”, comentó Melvin Hernández, preparador físico del nica.

La idea es que el chinandegano complete 160 rounds de guanteo y 550 kilómetros de corrin. “Estoy luchando, dándolo todo, tengo la sed y el hambre de convertirme en campeón mundial”, afirmó Lara.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus