•   Orlando, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Con los motores apenas media máquina, Brasil atropelló este jueves a Haití en la Copa América Centenario con una goleada por 7-1 que pudo ser aún más abultada, y finalmente pareció haber recuperado el camino del gol en el torneo.

Un triplete de Philippe Coutinho (14, 29, 90+2), un doblete de Renato Augusto (35, 86) y tantos de Gabriel (59) y Lucas Lima (66) dieron forma a la goleada en partido de la segunda fecha del Grupo B jugado en el estadio Camping World de Orlando (sur).

En tanto, James Marcelin, a los 70, marcó el gol de honra haitiano, la primera anotación de la nació caribeña contra Brasil en un partido oficial en toda su historia.

Esta es la máxima goleada en Copa América desde que México le ganara 6-0 a Paraguay en cuartos de final de la edición de Venezuela-2007, en partido jugado en Maturín (este).

El resultado de este jueves deja a Haití eliminado de la Copa América, ya que en su estreno en el Grupo B había caído por la mínima diferencia ante Perú.

Brasil, en cambio, hizo las pases con el gol y suma 4 unidades, y queda bien encaminado para avanzar a cuartos de final de la Copa América Centenario.

En el estreno, ante Ecuador, Brasil había sido dueño y señor de la pelota, pero exhibió una anemia ofensiva que lo condenó a empatar 0-0.

Este jueves, Haití buscó una salida arriesgada para tratar de cortar los circuitos de comunicación de Brasil: se plantó en el terreno con cinco mediocampistas, con el corpulento Jean Alexander situado entre la línea central y la defensa, y dejando un atacante solitario para intentar las embestidas.

Pero eso no sería suficiente para enfrentar a Brasi. En la línea de retaguardia, el dúo formado por Marquinhos y Gil no encontró dificultades para controlar a Kervens Belfort, invariablemente sin compañía, y eso le permitió a la auriverde adelantar a sus laterales, Dani Alves por la derecha y Filipe Luis por la izquierda.

La diferencia de jerarquía no tardó en reflejarse en el marcador. A los 14 minutos Coutinho recibió un pase en diagonal de Filipe Luis y arrancó, se hamacó delante de la defensa haitiana y lanzó un imparable zapatazo desde fuera del área que puso el marcador 1-0.

El once caribeño trató de mantener el ritmo del primer tiempo, buscando abrir la cancha, pero era claro que no poseía argumentos para llevar peligro a la valla defendida por Alisson.

A los 29 minutos Brasil mostró que cuando tiene enfrente un equipo que le cede espacios puede ser letal. Dani Alves se escapó por la derecha con mucho tiempo para acomodar el pelotazo cruzado, Jonas dividió con el arquero Johny Placide y tocó suavamente al centro, por donde Coutinho apareció sin más trabajo que empujar suavemente la pelota a la red.

A partir de ese instante, el fútbol de Haití se desdibujó y Brasil pasó a incursionar con facilidad por las bandas ante una defensa haitiana a todas luces nerviosa.

Cuando el reloj mostraba los 35 minutos, Placide se equivocó en la salida de la pelota, Alves tuvo tiempo que elegir hacia donde apuntar el centro y Renato Augusto solo en el área de cabeza anotó el tercer tanto.

Con semejante ventaja en el marcador, Brasil sacó el pie del acelerador y se dedicó a hacer pasear la pelota por toda la cancha sin adoptar grandes riesgos. Inclusive, retiró a Jonas del terreno para lanzar al joven Gabriel Barbosa.

Con el dominio casi total de la pelota, a los 59 Brasil dio una muestra de su contudencia: Elias robó la pelota y lanzó a Gabriel, quien tocó a un costado para el 4-0.

Posiblemente ya pensando en el próximo partido, el entrenador Dunga retiró también al mediocampista Casemiro, que había visto la amarilla, para la entrada de Lucas Lima.

Jugando prácticamente a ritmo de entrenamiento, Brasil impuso su superior toque de la pelota y siguió creando continuas posibilidades de gol, y el propio LIma estableció el 5-0 con un toque de cabeza.

Sobre el filo de los 70, sin embargo, Haití logró la hazaña. En un remate casi sin pretensiones, el arquero brasileño Alisson concedió un rebote y James Marcelin anotó el gol de honra.

Los miles de aficionados haitianos en el estadio festejaron el gol como la hazaña que de hecho fue: el primero gol que Haití logra anotar contra Brasil en un partido oficial en toda su historia.

Sobre el final, Renato Augusto aprovechó otra falla de la defensa elevó a la cuenta a 6-1 y Coutinho aún encontró tiempo para el 7-1 ya en tiempo adicional, marcar su triplete y hacerse acreedor del balón con el que se jugó el partido.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus