•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Toda la presión acumulada en dos años y los deseos de victoria de los franceses a punto estuvieron de provocar que los Bleus sucumbieran ayer en el partido inicial de ‘su’ Eurocopa ante Rumanía, que acabó con la victoria local por 2-1.

El delantero Olivier Giroud adelantó a los anfitriones (57) con un remate de cabeza facilitado por un error garrafal del arquero Ciprian Tatarusanu, pero los rumanos se repusieron y forzaron el empate con un penal transformado por Bogdan Stancu (65).

Cuando todo parecía encaminado al empate, Dimitri Payet, el hombre más en forma del combinado Bleu, sacó un zurdazo (89) que se coló por la escuadra del arco rumano para dar el primer triunfo y los tres primeros puntos a los anfitriones.

Todo un país, que vive los últimos días con un grave conflicto político-social y preocupado por la amenaza de atentados terroristas, esperaba que el balón echase a rodar para poder pensar en otra cosa, sobre todo en la victoria de los Bleus.

Francia dominó, sí, pero sin sacar demasiado partido a ello y, además, las dos ocasiones de gol más claras de todo el encuentro, una en el inicio de cada parte, fueron para los rumanos.

De ida y vuelta

Apenas se puso en marcha el encuentro, que los rumanos tuvieron la primera gran oportunidad para inaugurar el marcador en esta Eurocopa. A Stancu le cayó un balón en el segundo palo a la salida de un córner y lo estrelló en el cuerpo de Hugo Lloris cuando lo tenía todo a favor para marcar.

Los Bleus tardaron unos minutos en reaccionar al susto y no fue hasta el minuto 10, cuando Olivier Giroud remató picado de cabeza un balón que se marchó fuera por poco.

Paul Pogba, con un disparo lejano que se marchó alto (27), Antoine Griezmann, con un remate que salvó in extremis un defensa (36) y Giroud, con un cabezazo fuera (45+2) lo intentaron en el primer tiempo, pero sin suerte.

Cuando todo parecía encarrilado para los franceses, Patrice Evra cometió un penal, por derribo a Nicolas Stanciu, y Stancu engañó a Lloris para colocar el 1-1 en el marcador (65). La salida a la cancha de Kingsley Coman y Anthony Martial, dos de las nuevas estrellas francesa, tampoco desatascaron al equipo, pero cuando parecía todo perdido para los franceses, Payet se sacó con uno de sus característicos latigazos desde fuera del área y el balón se coló por la escuadra de la portería rumana (89).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus