•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Erasmo Ramírez de mayo, parece haber vuelto. Ayer, ante los Astros de Houston, el rivense lanzó un episodio y dos tercios en la victoria de los Rays de Tampa Bay 4-3 ante los Astros de Houston. No permitió carreras, por lo que mejoró su efectividad a 2.93.

Ramírez entró en la sexta entrada, en relevo de Matt Andriese, a quien le habían fabricado tres anotaciones en dicho episodio. El primer bateador que enfrentó le conectó imparable y luego ponchó a George Springer. Mientras este bateaba, el corredor que estaba en la inicial fue atrapado robando.

En el séptimo inning volvió al montículo y resolvió sin mayores dificultades. Dominó a Marwin González y José Altuve antes de que Colby Rasmus le conectara un sencillo, y luego doblegó a Evan Gattis. En resumen, permitió dos incogibles y ponchó a un bateador.

Silenciado

Por su parte, Cheslor Cuthbert se fue de 4-0 en la derrota de los Reales de Kansas City ante los Medias Blancas de Chicago con pizarra de 7-5. Se ponchó en par de ocasiones y dejó su promedio en .252.

El costeño apareció en escena por primera vez en la segunda entrada. La pizarra reflejaba que había dos out. Un hombre corría en la primera almohadilla. Ante Cheslor estaba uno de los lanzadores más dominantes y ganadores de la actual temporada en las Grandes Ligas, Chris Sale.

El pinolero no quiso tenerlo mucho tiempo cara a cara y decidió hacerle swing al primer lanzamiento. Falló en elevado al jardín derecho.

Con el juego 3-2 a favor de los Medias Blancas, Cheslor volvió al cajón de bateo para retar al temible Sale. Esta vez fue más paciente, pero el resultado fue más fatal. Con cuenta de 3-2, el muchacho caribeño abanicó un slider de 79 millas por hora (mph), ponchándose por primera vez en el juego y por sexta ocasión en los últimos tres desafíos que ha disputado.

En su tercer turno fue fusilado por la misma vía y en su última aparición al cajón de bateo fue dominado en rola a la segunda base.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus