•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Que cierre de juego por parte de los Warriors. Aplicaron toda la intensidad posible colocando a los Cavaliers contra las cuerdas, con todos los músculos de sus rostros encabritados por la desesperación viéndose superados, después de tanto batallar rechinando los dientes. La ventaja de Golden State, de apenas dos puntos antes del último período, se agrandó a diez (96-86) faltando tres minutos y el marcador fue sellado 108-97 con una arremetida final. El silencio de la multitud seguramente era escalofriante. El resurgimiento de su equipo se esfumó y las esperanzas se recortaron. Quedar atrás 1-3 con la serie de regreso a Oakland hace que los Cavaliers se sientan amortajados.

El tiroteo largo de los Warriors fue mortífero. Con 17 triples, desfondaron a los Cavaliers mientras dominaban los últimos doce minutos 29-20, asegurando la victoria que parece desvanecer el suspenso, mostrando un crecimiento que aproxima al equipo de Steve Kerr a su nivel habitual de rendimiento. Eso puede ser sostenido en casa el próximo lunes. Thompson y Barnes con 25 y 14 puntos, respaldaron a Curry, mientras LeBron volvió a rascar el triple doble con 25 puntos, 13 rebotes y 9 asistencias, y Kyre Irving aportaba 34 puntos para los desfallecientes Cavaliers.

UN ARRANQUE MUY DISPUTADO

En el más equilibrado inicio de juego en la final, Golden State aventajó a Cleveland por una nariz 29-28, con Curry y Barnes marcando 8 puntos, en tanto Irving y Tristan Thompson respondían con 9 y 8 por los Cavaliers, mientras LeBron, batallando por abrirse paso y conseguir posiciones de tiro, quedaba limitado a solo 2 puntos, tratando de incidir con su presencia siempre amenazante el busca de rebotes y entregando pelotas a compañeros destapados, sin conseguirlo. Era evidente que los Warriors estaban empeñados en mantener a LeBron acosado, sin preocuparse por la rotación que consiguieran los Cavaliers, respondiendo golpe por golpe y dominando los rebotes, con el público masticando uñas pese a lo temprano del partido. Cinco triples de Golden State, dos de Curry, por tres de Cleveland, dos de Irving. El duelo a cara descubierta, intrigante, estaba planteado.

La balacera sobre los dos cestos continuó en el segundo período completándose 15 cambios de mando en la pizarra estremecida por la incertidumbre. Se impuso Cleveland 27-21 para fijar una ventaja global de 55-50 en la mitad del recorrido, fortaleciendo las esperanzas de forzar un empate 2-2 en la final. Los Cavaliers consiguieron la máxima ventaja del juego con 7 puntos 55-48, antes de un doble de Curry con 26 segundos pendientes. En los últimos instantes, J.R. Smith de Cleveland y Andre Iguodala, fallaron triples. LeBron con más llegada y buena participación, se encontró con el aro cerrado y apenas avanzó de 2 a 7 puntos, en tanto Curry, todavía sin ser reconocible en su accionar, se estiraba de 8 a 14 puntos con 4 de 10 desde el campo y tres triples. ¡Qué raro ver a LeBron con solo 6 intentos a lo largo de 24 minutos! Falto de confianza en su cañoneo. Dos triples agregó Cleveland y tres Golden State.

EL NUDO SIGUE APRETADO

Sin nada escrito sobre el futuro, se entró al tercer cuarto con los dos equipos ansiosos, los Cavaliers por distanciarse y los Warriors por borrar la pequeña desventaja y proyectarse en busca de la tercera victoria. Rápidamente, Golden State se volcó, estrechó la distancia 64-65, antes de triples consecutivos por Curry y Thompson para igualar 69-69 y aventajar 72-69 con Kevin Love fallando dos libres de gran significado. Imponiéndose 29-22 en ese tercer período, los Warriors tomaron ventaja de 79-77 entre un espeso suspenso. Hasta ese momento, Curry con 25 y Thompson con 21, encabezaban a los tiradores de Golden State, con Irving y LeBron al frente de Cleveland registrando 27 y 14 puntos. Con solo dos puntos de diferencia, el resultado estaba en el aire, flotando siniestramente.  

Fueron los Warriors los que pisaron más fuerte en la recta final y llegaron a distanciarse hasta por nueve puntos, para asegurar la victoria 108-97, dejando prácticamente sin aliento a los Cavaliers.

Obviamente queda la impresión que el título tiene dueño. Golden State repetirá. Improbable ver perder a los Warriors tres seguidos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus