•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Golden State Warriors no son tu típico equipo de la NBA. Sus protagonistas no están plagados de tatuajes y su principal estrella “tiene la cara de un niño de 12 años” en las palabras de su entrenador Steve Kerr.

Debido a que vivimos en una sociedad llena de prejuicios que tristemente disfruta de las etiquetas, automáticamente se piensa que los Warriors son “suaves”.

Nada más lejos de la verdad a la hora de colocarle un adjetivo, que no alcanza, al equipo de Golden State.

Ya nos habían mostrado toda su entereza en el sexto juego de la serie ante el Thunder, y lo volvieron a hacer en territorio hostil este viernes en Cleveland.

A la mente se les vendrá a la mayoría los “Splash Brothers”. No es para menos, teniendo en cuenta que tanto Steph Curry, quien anotó 38 tantos, como Klay Thompson, tuvieron por lejos sus mejores partidos de las Finales.

Aunque todo comenzó con Draymond Green, un hombre del cual ustedes podrán pensar lo que quieran, pero que tiene una voluntad para ganar admirable, y al cual quiero en mi equipo siempre.

Su constante energía es contagiosa, tiene la habilidad para meterse dentro de la piel de sus rivales, y hasta sacó de quicio a LeBron James en el último período, algo que no ocurre muy seguido.

Esencialmente los Warriors recibieron el golpe más fuerte de los Cavs, y no se cayeron, entre otras cosas porque la quijada de Green es fuerte.

Es que la primera mitad le perteneció a los Cavaliers en el Juego 4. Con un Kyrie Irving que se mantuvo en modo ataque, y un Tristan Thompson que dominó los tableros, y además se las ingenió para hacer un buen trabajo ante Steph Curry en el perímetro cuando quedó aislado en defensa.

Siempre firmes

Hubo algunas llamadas cuestionables, como sucede en todos los partidos antes de que empiecen con sus teorías conspirativas, pero ni eso quebró la voluntad de los Warriors.

Steve Kerr entendió en el complemento que las alineaciones grandes no le estaban dando resultados, y por eso sentó rápido a Andrew Bogut, que apenas jugó nueve minutos en el encuentro.

Siendo justos, el brasileño Anderson Varejão le dio buenos minutos en ese tercer cuarto, aunque fue principalmente la defensa y la actividad en los tableros de Green que terminaron siendo la antesala del festival de triples de los Warriors.

No se dejen engañar por las caras sonrientes, los Warriors tienen el temple del campeón.

CALENDARIO

JUEGO 5
LUN. 13/06    CAVALIERS VS WARRIORS    HORA: 7:00 P.M

**JUEGO 6
JUE. 16/06    WARRIORS VS CAVALIERS    HORA: 7:00 P.M

**JUEGO 7
DOM. 19/06     CAVALIERS VS WARRIORS    HORA: 6:00 P.M

**JUEGOS SEIS Y SIETE DE SER NECESARIOS.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus