AFP
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Campeona del mundo hace dos años en Brasil, Alemania llega no obstante con dudas a la Eurocopa, sobre todo en defensa, y hoy, en su estreno ante Ucrania en Lille, tratará de despejarlas y presentar sus credenciales al título.

El 13 de junio de 2014, Mario Götze marcó el gol que dio a Alemania el título en el Mundial de Brasil y unos minutos más tarde, Bastian Schweinsteiger, con el trofeo a sus pies, abría los brazos en cruz como el popular Cristo que domina la silueta de Río.

Dos años después, los campeones del mundo parecen haber perdido brillo. Schweinsteiger, capitán habitual, ha pasado una parte importante de la temporada lesionado y no será probablemente titular ante Ucrania en el estreno en el torneo de los hombres de Joachim Löw, que ha tenido muchos problemas para formar el grupo.

El técnico no pudo contar con el nuevo mediocentro del Manchester City Ilkay Gündogan, por sus eternos problemas de espalda; después se cayó de la lista su excompañero en el Borussia Dortmund Marco Reus, también por lesión; y finalmente fue el central de la Roma Antonio Rüdiger el que quedó apeado del torneo tras romperse los ligamentos de la rodilla durante un entrenamiento, ya en Francia.

Y en ataque, tras la retirada de Miroslav Klose, Löw tampoco ha encontrado un ‘9’ de garantías, por lo que en principio apostará por Götze como falso delantero centro, aunque el héroe de Maracaná sale de una temporada en la que apenas contó para Pep Guardiola en el Bayern Múnich.

Muchos problemas podrían acabar pasando factura a los campeones del mundo ante una Ucrania que no tiene el nombre de otros equipos, pero que cuenta con algunas individualidades capaces de pintarle la cara a cualquiera.

DE PELIGRO

El equipo de Mihkayl Fomenko, que está en la Eurocopa tras haberse clasificado en el repechaje después de acabar tercera en el grupo de España y Eslovaquia, es un bloque sólido, pero que cuenta con dos jugadores, Andriy Yarmolenko del Dínamo de Kiev, y Yevhen Konoplyanka, del Sevilla, capaces de desequilibrar cualquier defensa.

En la última Eurocopa, Ucrania podía contar en el ataque con su estrella Andrei Shevchenko, que ahora es entrenador adjunto. Si bien el que fuera Balón de Oro es consciente de que su equipo “es menos fuerte individualmente”, ‘Sheva’ promete “ofrecer un buen partido contra Alemania”.

Alemania, que no gana la Eurocopa desde hace 20 años, con el gol de oro de Oliver Bierhoff en la final de 1996 contra la República Checa, debe sumar la victoria ante los ucranianos si no quiere hipotecar de entrada buena parte de sus aspiraciones al título, ya que todo lo que no sea sumar los tres puntos convertiría el duelo del jueves ante Polonia en París en un partido a vida o muerte.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus