•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El panorama indicaba que los Warriors tendrían una temporada de ensueño y se coronarían campeones en el quinto desafío de la final de la NBA, en su casa, donde apenas perdieron 2 juegos en la campaña regular y uno en la siguiente fase, siendo el equipo más ganador, con 73 victorias, antes de entrar a playoffs, rompiendo el récord de 72 en poder de aquellos Bulls de Jordan y Pippen.

Sin embargo, la expulsión de su jugador más versátil, Draymond Green, para el quinto juego por acumulación de 4 puntos ( faltas flagrantes) probablemente se convirtió en uno de los  factores que le dio el aire que necesitaban los Cavaliers.

Además, fueron determinantes las  actuaciones sorprendentes del dúo dinámico Kyrie Irving y LeBron James, quienes anotaron 41 puntos cada uno para lograr un récord de más puntos entre dos compañeros del mismo equipo en una final, completando 82 tantos, tirando para más del 57.9 porciento. Kyrie Irving acumuló 70.8 en porcentaje de tiro, superado únicamente por la efectividad de la leyenda Wilt Chamberlain, que logró 74.1 en las finales de 1970.

Steve Kerr, entrenador de los Warriors, indicó que la ausencia de Green fue una de las causas del revés, pero recordó la final de 1980, cuando él tenía 14 años y era fanático de los Lakers, que jugaban contra Filadelfia, en la que Kareem estuvo lesionado, el entonces novato Magic Johnson asumió el reto y anotó 42 puntos para darle el título a los angelinos, aduciendo que la derrota pasa más por las deficiencias defensivas, la falta de puntería y un tanto por la ausencia de Bogut, quien salió lesionado en el tercer período.

La suspensión a Green, debido a la acumulación de faltas, tras un incidente donde golpeó en una pierna a LeBron James, resulta incomprensible, advertido Green que estaba a un punto de ser suspendido, por ende, debió evitar dicha situación. Del otro lado, James supo aprovechar la circunstancia, aunque luego del suceso manifestó que desconocía la situación de Green.

Pronósticos

Magic Jhonson considera que la serie se extenderá a siete juegos, ningún equipo ha logrado regresar de un 1-3 en la historia de las finales de la NBA, menos contra un gran equipo como Golden State, que ha demostrado ser casi invencible. La clave de los Warriors: que sus “Splash Brothers”, el dos veces MVP Curry y Thompson, ejecuten sus tiros de tres y exhiban la ofensiva que tuvieron en gran parte de la campaña. Es importante que Green aporte a la defensa en contener a James y a los jugadores de tiros de media, que Iguodala esté preciso con los relevos y bloqueos; y los jugadores Livingston, Barnes, Varejao y Speights contribuyan cuando salten a la duela.

Por su parte, los Cavs necesitarán la inspiración de Kyrie Irving, quien ha ido subiendo poco a poco su nivel de juego desde el segundo desafío, anotando 30, 34 y 41, respectivamente. Kevin Love, el gran ausente, tiene que dar la cara con sus triples, al igual que Frye y Jr. Smith, mientras que el escolta Jefferson debe mostrar su experiencia. LeBron James, quien en el último juego se animó a tirar desde la línea de tres y media distancia reiteradamente, tiene que repetir ese tipo de actuación. Por su parte, Tristán Thompson deberá mantener la intensidad para conseguir la mayor cantidad de rebotes bajo el aro.

Números que valen

Son 52 años de sequía los que acumula la ciudad de Cleveland, sin lograr un campeonato de deporte profesional. LeBron James tiene  2 campeonatos de 6 finales que ha disputado, los cuales alcanzó vistiendo la casaca del Miami Heat.

Por su parte, los Warriors han sido retados por los Bulls de los 90’s, que han manifestado que el récord de más victorias en una temporada  no importa si no consiguen el anillo de campeón. 

  • 3-2 permanece la serie final de la NBA a favor de Golden State Warriors, vigente campeón.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus